Ayuntamiento

Isaac Palazón: "Me gustaría estar recuperado para la última eliminatoria por el ascenso"

Cieza.es | 27 de mayo de 2017 a las 13:31

"Fue un palo muy duro", concluye el centrocampista del Real Murcia sin exagerar en su afirmación, plenamente convencido de que no hay peor cosa para un jugador que perderse por una lesión el final de temporada y los cruces de ascenso. De su recuperación y de las expectativas de su equipo charla con el portal municipal 'cieza.es'.

Se acaba de sobreponer de una rotura completa del ligamento lateral externo del tobillo derecho, originada de forma fortuita el pasado 23 de abril durante un partido ante El Ejido, y ya parece estar pensando en su vuelta. Muchos aficionados consideran que será imposible para Isaac Palazón Camacho (Cieza, 1994), más conocido como Isi, volver a pisar el terreno de juego en una hipotética última eliminatoria. Otros, sin embargo, creen en una recuperación milagrosa. Pero él siempre es positivo: "Podría estar listo para la última eliminatoria por el ascenso a Segunda".

Sin el centrocampista ciezano, el Real Murcia pierde a uno de sus jugadores más destacados, con 29 partidos disputados en esta Liga, 16 de ellos como titular, totalizando 1.745 minutos, en los que ha marcado dos goles y ha dado cuatro asistencias. Su baja por lesión, al no ser de larga duración por ser inferior a seis meses, no podrá ser cubierta por ningún otro jugador para mejorar el nivel de la plantilla de cara a luchar por ascender de categoría.

Palazón describe su rigurosísima preparación fisioterapéutica para recuperarse de su traumatismo como una progresión hacia lo que de verdad cuenta, que es la ilusión de ayudar a su equipo: "Quiero jugar y ayudar a mis compañeros en la fase de ascenso. Mi recuperación es día a día. Estoy volcado en ella para estar al cien por cien. Mis padres me enseñaron a sobreponerme a estas cosas, y lo mejor para conseguirlo es el optimismo". En el mejor de los casos pueden ser entre 8 y 12 semanas de baja.

El ciezano vive feliz en el club grana. Su regreso a la Región le sentó de maravilla y volvió a disfrutar del fútbol. Poco o nada queda de ese chico tímido que probó fortuna en la cantera de los grandes clubes de España. Primero el Real Madrid y luego el Villarreal ayudaron a forjar su carácter, pero regresó a casa para jugar en el Cieza y el Real Murcia Imperial. Allí le devolvieron la sonrisa y eso se reflejó en el terreno donde se convirtió en un hombre clave.

Es el otro fútbol, el de Tercera División, un fútbol que nunca languidece porque la ilusión derrota a la precariedad económica y a la falta de patrocinadores, un fútbol de pipas y gritos en el que también se forjan grandes jugadores. Fue uno de los fijos en los esquemas de su entrenador, Paco García, y anotó siete de los 30 goles del cuadro imperialista en las 16 primeras jornadas del campeonato.

Cuando a los 20 años debutó en el Real Murcia ante el Valladolid B, la fecha del 3 de enero de 2015 quedó grabada para siempre en su memoria. "Pasas por etapas muy distintas en el fútbol y esta es muy bonita". El canterano grana se ganó a pulso un hueco en el primer equipo, gracias a la segunda vuelta que protagonizó en el conjunto filial, cuando Aira le hizo debutar, demostrando que la velocidad de su juego es difícil de parar.

Recuerda que durante su primera temporada pimentonera le tocó ver los partidos desde el banquillo porque le habían colgado el cartel de 'revulsivo'. Salía en la última media hora del partido para cambiar el ritmo. En su opinión, "eso fue para mí una presión adicional que se sumaba al hecho de pertenecer a uno de los históricos del fútbol español". Actualmente saca provecho de la energía que pone en cada encuentro como si fuera una final. Tal vez porque sabe que no está de paso por Nueva Condomina.

"En lo deportivo, esta temporada comenzó de forma muy irregular para el equipo y, después de Navidad, con la incorporación de nuevos jugadores y cuerpo técnico, la situación se enderezó". Palazón habla desde la pasión por su club. "Me he adaptado muy bien al equipo. Vine para sumar, y lo he dado todo. Me siento murcianista". Y es que este joven ciezano coge vuelo por ser de la tierra y su implicación en el campo.

En su segunda temporada completa en la primera plantilla del club grana, ya actúa como uno de los referentes. Y es que ofrece el perfil para sujetar los pilares de este nuevo proyecto deportivo dirigido por Vicente Mir. El mismo día que tenía que pasar por el quirófano para ser intervenido de su tobillo derecho, recibió la llamada de su presidente, Raúl Moro, para transmitirle su confianza, desearle una próxima recuperación y comunicarle la renovación de su contrato.

Cuando reciba la alta médica podrá entrenarse con normalidad. Para entonces acumula ya muchas horas de rehabilitación. No se pone una fecha para volver a vestir la camiseta, pero no se descarta para jugar la hipotética última eliminatoria. El 'nuevo' Isi quiere reaparecer en el último cruce de ascenso a Segunda División. Desde que salió del quirófano ha estado preparándose muy duro para llegar a este momento. Su trabajo de recuperación podría dar sus frutos.

Isaac Palazón Camacho resalta la unión del equipo y su espíritu, y emplaza al Real Murcia a creer en sí mismo. Por el momento, se jugarán este domingo el paso a la siguiente ronda en casa frente al Pontevedra, el colofón soñado por la hinchada grana, que en el partido de ida vio cómo su equipo golpeaba primero (1-3). El histórico club murciano despega definitivamente hacia la Segunda División. Si finalmente consigue su objetivo, no lo sabremos hasta la última eliminatoria.