Ayuntamiento

Nández: "Sé que es complicado abrirse camino en la música, pero es mi sueño"

Cieza.es | 1 de mayo de 2017 a las 12:53

Dicen que soñar es fácil y que lo que resulta difícil es hacer que los sueños se conviertan en realidad. La música es para este joven ciezano como una llave que abre la puerta de la felicidad. No trata de emular a nadie, sino de hacer las cosas como las siente.

"Ojalá pudiera abrirme paso en la música. Sé que es complicado, pero es mi sueño. Sin embargo, quiero estar muy bien preparado antes de dar el salto y hacer un directo. Lo bonito sería llegar a saber que cada fin de semana voy a tener un sitio donde cantar". Quien así habla es un chico de 21 años, ciezano y poseedor de una voz que no deja a nadie indiferente. Este joven cantante es pura ilusión. Su valentía y unos pequeños ahorros le han abierto las puertas del estudio de grabación.

Nández es el nombre artístico de Abel Tomas Hernández Lisón. De un tiempo a esta parte se las ingenia para pagarse su primer EP producido por Miguel Cañada y Dioni Gómez. De momento, ya dispone de tres canciones: 'Solamente tú', 'Luna rota' y 'Tú y yo'. Todas han sido compuestas expresamente para él, a las que ha querido darle su color personal. Durante los próximos meses trabajará para poder costearse el resto de temas y después tiene intención volver a meter la nariz en el estudio de grabación.

Responde con espontaneidad y simpatía mientras se descalza y mete los pies en el río Segura para la sesión de fotos. Abel es consciente de que, como cantante, nacido al amparo de certámenes de nuevos talentos y de YouTube, donde ha colgado sus primeros tres canciones de estudio, le debe todo a sus padres y a Jóvenes Talentos de la Región de Murcia, a los que describe como sus principales apoyos.

Es un cantante hecho a fuerza de trabajo. Cree que para mejorar su formación es fundamental incidir en la preparación. Y es que buena parte de su futura proyección musical depende de la formación. "Tengo muy claro que la preparación y el trabajo son muy importantes. He dado clases de canto, pero necesito aprender más". Y esa perseverancia es la que le han inculcado las personas que creen en él.

Curiosamente, fue un concurso de karaoke el que empujó a Abel a este mundo. Ni siquiera él se lo creía cuando quedó segundo. Nández tenía entonces trece años. Comenzó una nueva andadura. En aquel momento no tenía preparación alguna; era todo básicamente afición. Poco después dejó los estudios por la música, y con dieciséis años debutaba sobre las tablas como participante del certamen Jóvenes Talentos, momento en el que vio claro que su futuro podía dibujarse en el contexto de la "música de estilo moderno".

Confiesa que es un manojo de nervios cuando pisa el estudio de grabación fruto del sentido de la responsabilidad. "Los nervios los sigo teniendo cada vez que entro en los estudios de Elche. Sin embargo, una vez me pongo delante del micro se va todo. Miguel Cañada, el letrista de mis temas, y Dioni Gómez me lo ponen muy fácil". Una grabación de la que el cantante ciezano se muestra muy satisfecho, "porque no eran temas sencillos".

La música del cantante onubense Manu Carrasco es la que ha llevado dentro siempre Nández. "Desde los trece años es la música que más me ha influido", asegura. Los certámenes de nuevos talentos fueron uno de los principales escaparates de Abel Tomás Hernández, que cree que concursos como Jóvenes Talentos son siempre positivos para darse a conocer y promocionar a valores noveles. "Todo lo que sea apoyar la música es bueno; desgraciadamente, los cantantes no tenemos muchas plataformas donde mostrar nuestro trabajo".