Ayuntamiento

Laura Piñera: "Creo que no hay nada más nuestro que un pueblo en fiestas"

Cieza.es | 22 de abril de 2018 a las 13:11

En la Hermandad de San Bartolomé llevaban muchos días esperando el pregón de moros y cristianos, preludio de las Fiestas del Escudo 'La Invasión' que llegarán del 27 al 29 de abril. A partir de ahora, todo será trabajo, esfuerzo, ilusión. Pero antes, este sábado por la tarde, estaba la proclamación de las fiestas a cargo de Laura Piñera Marín, festera perteneciente a la kábila Nazaríes de Siyâsa.

La proximidad de la Fiestas del Escudo 'La Invasión' ha puesto definitivamente en marcha la maquinaria de kábilas y mesnadas con el homenaje al escudo de Cieza y el acto de introducción a la fiesta que tuvieron lugar este sábado por la tarde en el Puente de Hierro y la plaza de San Bartolomé, respectivamente. A seis días vista para que en Cieza se celebre una nueva edición de las fiestas de moros y cristianos, la Hermandad de San Bartolomé recordó a los ciezanos que murieron o sufrieron cautiverio en 1477.

El alcalde de Cieza, Pascual Lucas; la presidenta de la Hermandad de San Bartolomé, Laura Villa, y el concejal deTurismo, Antonio Moya, así como los cargos festeros actuales y de la pasada edición de las fiestas, presenciaron el acto de homenaje al escudo de Cieza, que está relacionado con el hecho histórico del saqueo de la villa ocurrido el 6 de abril de 1477 y la infructuosa defensa de la población por sus moradores.

Una joven festera recordó la importancia de rememorar un hecho crucial en la historia de Cieza: "En estos días resurge en nuestros corazones el recuerdo de los ciezanos a los que aquel fatídico 6 de abril de 1477 se les arrebató cruelmente la vida. Hoy, como cada mes de abril, sentimos su presencia. Vosotros, sin otras armas que vuestro valor y vuestro deseo de vivir en paz, esculpisteis sin quererlo el hecho histórico más importante de Cieza, que quedó reflejado para siempre en nuestro escudo".

Así, añadió, "hoy, desde el lugar donde muchos de vosotros dejasteis la vida, os pedimos que cada mes de abril nos acompañéis a rememorar aquellos acontecimientos en los que fuisteis protagonistas; pero también os pedimos que nos deis fuerzas para continuar con nuestra labor de intentar por medio de nuestra Fiesta que este fragmento de la historia no caiga en el olvido. Que este escudo, ante el cual hoy os homenajeamos, se convierta en un símbolo de oposición ante cualquier acto cruel hacia los pueblos y vuestras almas sean las garantes de que la llama de nuestro deseo siempre se mantendrá encendida como lo estáis vosotros en nuestros corazones".

Su alocución terminó con el lema del escudo municipal 'Por pasar la puente nos dieron la muerte', que fue recibido con una cerrada ovación. Después, durante el acto de introducción a la fiesta en el que se realiza un recordatorio histórico de los hechos acontecidos el 6 de abril de 1477 a través del rey Abu-l-Hassan y el comendador de la villa, se ofició una misa en honor a San Bartolomé. En el transcurso de la misma, oficiada por el sacerdote José Antonio García, festeros y autoridades participaron en una ofrenda floral al patrón.

Directo, entusiasta y extremadamente cercano, pero al hablar de sus vínculos personales con las fiestas, con los sentimientos a flor de piel. Esas fueron las claves sobre las que la encargada de leer el pregón, Laura Piñera Marín, construyó este sábado su intervención en la plaza de San Bartolomé. De una festera apegada a las Fiestas del Escudo 'La Invasión' como ella no podía salir otra cosa en el pregón que muchas referencias a aspectos de estas celebraciones que han conseguido colocar a Cieza en el mapa nacional de las fiestas de moros y cristianos.

Piñera reconoció, con cierto pudor, que fácil le resultaba hablar de algo que le gusta tanto, "unas fiestas a las que tanto quiero. Hoy soy la voz que pregona, y otras veces he sido la música y la danza en estos días tan especiales del año para kábilas y mesnadas". También aseguró que siempre se ha sentido identificada con las celebraciones de moros y cristianos y puso de manifiesto que "no hay nada más nuestro que un pueblo en fiestas. Es la Cieza de las tradiciones, del recuerdo, la de murallas y puentes, la Cieza que te enamora, te engancha y no te suelta".


[EN]Galería multimedia