Ayuntamiento

Los hosteleros de Cieza, unidos en la adversidad, tildan de "insostenible" la situación de sus negocios

Cieza.es | 27 de noviembre de 2020 a las 12:10

Los profesionales de la hostelería local llevaron este jueves a la calle su malestar contra la maltrecha situación que atraviesa el sector en una manifestación, organizada por la Asociación de Hosteleros de Cieza, que tuvo como punto de salida y llegada la Esquina del Convento. Bajo el lema 'Cierre no, trabajo sí. Salvemos la hostelería' varios cientos de personas recorrieron el Paseo y las calles Santa Ana, Buen Suceso y Mesones haciendo uso del derecho fundamental de reunión, que se configura como exponente de la libertad de expresión y su ejercicio es viable incluso en tiempos de pandemia.

A los propietarios y empleados de bares y restaurantes se les han encendido todas las luces de alarma por la pérdida de ingresos y puestos de trabajo que puede producirse. La movilización lanzó un mensaje de desesperación en el que califica de "insostenible" la situación económica tras el cierre total decretado por el Gobierno regional el pasado 7 de noviembre ante el avance descontrolado de la pandemia, critica la falta de ayudas y alerta sobre el "estado de supervivencia" en el que se encuentran ante las medidas restrictivas implantadas. Y por si lo anterior fuera poco, el sambenito que ellos llevan colgando porque "no somos el problema, somos la solución".

El presidente de la Asociación de Hosteleros de Cieza, Joaquín Ramos, declaró ayer sentirse "harto" de la situación y pidió que "nos dejen trabajar, porque no queremos ayudas, pero si nos obligan a cerrar, como ha ocurrido, sí exigimos desde el momento cero que nos ayuden". Ramos se mostró favor de la responsabilidad social y admitió que "todos debemos mejorar muchísimo. En conjunto es responsabilidad de todos, hosteleros y clientes, y nosotros lo vamos a intentar al cien por cien. Si entre todos lo hacemos bien, pronto volveremos a tener lo que pedimos: un mínimo de un cuarenta por ciento de aforo en el interior".

No muy diferente era la opinión del directivo de la asociación José Esteban Aroca. Reprochó a las autoridades sanitarias la impresión que han inculcado a los ciudadanos de que "somos los culpables de esta pandemia cuando nuestro sector intenta hacer su trabajo lo mejor posible, pendientes de los clientes para que cumplan con las normas. Sin embargo, cada vez hay una vuelta de tuerca a la hostelería. Se está haciendo muy duro, y muchos compañeros no van a poder resistir esta situación". Criticó asimismo que los hosteleros "llevamos 21 días con ingresos cero y, aparte de los gastos de nuestros negocios, tenemos que vivir".

La manifestación, a la que se fueron sumando cada vez más personas, contó con el apoyo de la concejala de Comercio, María Jesús López, y de sus compañeros de gobierno Antonio Ignacio Martínez-Real y Antonio Montiel, así como el edil de la Corporación Municipal, Juan Piñera. También quiso apoyar con su presencia al sector de la hostelería el presidente de la Federación de Cooperativas Agrarias de la Región de Murcia, el ciezano Santiago Martínez. 'No somos el problema, somos la solución', 'Hoy comemos menú', 'Por los tardeos llenos de momentos' o 'Por los desayunos que alegran el día' son algunas de las frases que se pudieron ver en las pancartas. Distintos edificios municipales y comercios secundaron un cierre simbólico de diez minutos.