Ayuntamiento

El Gobierno municipal aplica medidas ante el crecimiento de los contagios mientras que la Comunidad reduce al 40% el aforo en la hostelería

Cieza.es | 19 de octubre de 2020 a las 17:57

El Gobierno municipal del Ayuntamiento de Cieza ha anunciado la puesta en marcha, desde este mismo lunes, de una serie de medidas tendentes a controlar el creciente número de contagios por covid-19 que se han producido en los últimos días en el municipio y que han llegado a una incidencia de 357 por cada 100.000 habitantes. Se cierran los parques infantiles y se suspenden todas las actividades culturales presenciales. Por su parte, las autoridades regionales han anunciado la reducción del aforo al 40% en bares y restaurantes.

La primera teniente de alcalde, María Jesús López, y el concejal de Sanidad, Francisco Saorín, han explicado que la situación es "preocupante" y que, tras varias reuniones del equipo de gobierno desde ayer domingo, se ha tomado la decisión de adoptar medidas que "intentarán frenar el crecimiento de los contagios".

Desde hoy mismo, se cierran todas las zonas de juegos infantiles de la ciudad, se reduce el aforo de centros deportivos al 40 por ciento y se suspenden todas las actividades culturales presenciales. Por otro lado, se ha decretado también el cierre de todas las salas de estudio y la reducción del aforo al 40 por ciento en museos y bibliotecas. Finalmente, también desde hoy, se eliminará el tráfico de vehículos todos los días en la franja horaria de las 17 y 21 horas en el Paseo Ribereño para facilitar la práctica deportiva al aire libre por esta zona, que será señalizada con arreglo a medidas preventivas que eviten el contagio.

López ha subrayado que todas estas medidas se establecen, en principio, para 15 días y serán evaluables, dependiendo de la evolución de la pandemia, por si hay que prolongarlas o eliminarlas.

Por otro lado, los ediles han informado de que el Comité de Seguimiento Covid, dependiente de la Comunidad Autónoma de Murcia, en su reunión de esta mañana y tras el análisis de la situación en el municipio, ha acordado aplicar las medidas y recomendaciones específicas de carácter restrictivo y temporal en Cieza como son la limitación del 40 por ciento de ocupación para hostelería y restauración y la limitación de horario de comercios minoristas de alimentación y bebida quedando suspendido desde las 22:00 hasta las 6:00 horas. Asimismo, se aconseja a toda la población la aplicación estricta de las medidas generales de prevención e higiene recogidas en la normativa vigente.

López y Saorín han recomendado, por otra parte, que las tradicionales visitas al cementerio estos días en torno al Día de Todos los Santos se realicen de forma espaciada para evitar aglomeraciones.

Han puntualizado, asimismo, que, a partir de mañana, se prevén restricciones en la hostelería, "pero es algo que depende de la Comunidad Autónoma y será el BORM en las próximas horas el que determine qué medidas se adoptan".

La situación, calificada de "crítica", puede suponer estar a un paso del regreso a la fase 1, han señalado los ediles. Motivo por el que recomiendan a las personas mayores no salgan de casa salvo en casos de extrema necesidad; a los jóvenes, que eviten fiestas, botellones, encuentros nocturnos. Según han detallado, "en los últimos 7 días, el mayor número de contagios se ha dado en la franja de edad de los 26 a los 50 años y en entornos intrafamiliares, por culpa de fiestas y comidas particulares en campos y casas".

Saorín ha anunciado la visita mañana a Cieza del gerente SMS, "a quien se le pedirán más rastreadores, informar del contagio de alumnos en centros educativos lo antes posible, que las enfermeras escolares tengan mayor dedicación en los centros, aumento líneas telefónicas para atender a pacientes y mayor dotación para que los sanitarios puedan atender la demanda de colectivos y entidades que se han acogido a la campaña de vacunación de la gripe".

Finalmente, ambos concejales han anunciado una intensificación de la presencia de Policía y Guardia Civil en las calles de la ciudad para ejercer un mayor control de las personas que incumplan las normas y aplicar cuantas sanciones sean necesarias.