Ayuntamiento

El taller de fotografía de la Universidad Popular realiza una exposición virtual de trabajos

Cieza.es | 2 de julio de 2020 a las 12:08

Cada persona es un mundo. Aquello que le gusta a uno puede no convencer a otro. Pero de vez en cuando aparece algo capaz de ponernos a todos de acuerdo. Como la exposición virtual de trabajos de los alumnos del taller de fotografía de la Universidad Popular de Cieza, que combina imágenes de estudio, paisajes y retratos hechos antes y durante el confinamiento. Su deseo es seducir la imaginación del espectador y animarlo a ver la fotografía con una renovada sensación de asombro. Apoyarse unos en otros es un ejercicio para fomentar el espíritu de equipo. Esta actitud de trabajo llevó a la profesora Silvia Cobarro Gómez a continuar las clases a distancia en pleno estado de alarma. Inspirar a sus alumnos para que contribuyan a salvar el curso fue a la vez una fuente de satisfacción y un reto para ella.

La oferta de talleres y cursos de la Universidad Popular de Cieza es oro para muchos vecinos de la localidad. Pero lo que ha hecho el taller de iniciación a la fotografía, dirigido por Silvia Cobarro Gómez, es conseguir que una veintena de personas puedan experimentar y descubrir este mundo, desde el manejo técnico de la cámara hasta los estilos de fotografía, dotando a los participantes de herramientas y conocimientos para poder afrontar retos fotográficos propios. En palabras de la monitora, "aprendemos la teoría y luego la ponemos en práctica con salidas al exterior o dentro del estudio de fotografía que personalmente monto". Y es que tiene muy claro que realizar una fotografía que emocione a otro es algo muy gratificante. "Como las prácticas para las fotos de la exposición coincidieron con el inicio del confinamiento, lo que hice fue dar clases de repaso online y enviar ejercicios para en casa. Repasamos la teoría, hicimos prácticas individuales y practicamos ajustes de edición de Photoshop", explica. Lo que más le llena de orgullo es los alumnos respondieron favorablemente. Porque además de enseñar, poner en práctica todos los conocimientos adquiridos es otra de las funciones durante el obligado confinamiento. Las treinta y dos imágenes se encuentran disponibles en el perfil de Facebook 'Niin Ivar'.

Cobarro aún recuerda lo mucho que disfrutó en el Centro Cultural Géneros de Punto durante el taller de iniciación a la fotografía, cuando las clases eran todavía presenciales y ella tuvo el placer de conocer a cada uno de sus veinte alumnos. Se siente sumamente cómoda cuando comparte sus conocimientos con ellos: "La magia es cómo gente que tiene experiencia asimila cosas nuevas y practica otros estilos, y gente que no sabe ni encender la cámara aprende a manejarla en todos los aspectos que representa". Para ella, las vivencias que experimenta en el aula son muy enriquecedoras. Al oírla hablar, se diría que esta joven profesora expresa su pasión por la fotografía con un sentimiento muy profundo. "Me siento orgullosa por el trabajo obtenido sabiendo las condiciones que hemos vivido. El curso ha seguido adelante gracias a las ganas de los alumnos, que han conseguido unos resultados fantásticos pese a las dificultades". La experiencia vivida en cursos anteriores algo debió de tener con ese sentimiento tan profundo que la acompaña. Allí empezó una fructífera colaboración que aún hoy sigue vigente bajo la coordinación del área municipal que dirige María Ramos.