Ayuntamiento

PP: "El concejal Francisco Saorín no defiende la libertad de todos los ciezanos"

Cieza.es | 20 de mayo de 2020 a las 17:04

Un comunicado del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Cieza indica que "hay personas que defienden la libertad de manera vehemente, llenándose la boca de palabras huecas y populistas, pero, a poco que se vea cómo actúan, uno se da cuenta de que solo defienden una libertad, la suya. Son nuevas formas de totalitarismo que, disfrazadas de falsos ideales libertarios, hacen parecer que el individuo defiende a todos, pero nada más lejos de la realidad, puesto que solo se defiende a sí mismo. A los que no piensan como él los llama ignorantes, retrógrados, fascistas..., apelativos todos aplicables a quien así actúa, además de uno que nosotros añadimos: peligroso, porque estas personas son peligrosas para nuestra convivencia".

"Y están más cerca de lo que pensamos -añade la nota de los populares-, sentados en los sillones de nuestra Corporación municipal, distinguiendo 'ahora hablo como concejal', 'ahora como militante', como si eso fu ese posible. No se da cuenta de que, cuando uno toma asiento como concejal, se debe a todos los ciezanos, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, según recoge el Artículo 14 de nuestra Constitución. Y no solo no defiende la libertad de todos, sino que la ataca, en clara violación del Artículo 16 de la CE, que garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto (...)".

Explica el PP que "hace unas semanas, el concejal de Izquierda Unida Francisco Saorín alababa el trabajo de Cáritas, para después, haciendo alarde de su falta de respeto y de conocimiento, pedir públicamente que no se pusiera la X en la declaración de la renta a favor de la Iglesia católica, ignorando que Cáritas es la Iglesia y la Iglesia es Cáritas. Incidiendo en su animadversión hacia los católicos, hace unos días daba orden en el Hospital de Cieza (ese que prácticamente no ha visitado en toda la pandemia) para que no se anunciara por megafonía la celebración de la Misa. Suena ridículo, ciertamente, pero es peligroso".

A juicio del Partido Popular, "peligroso porque, cada uno puede tener sus ideas, pero no puede tratar de imponerlas desde su cargo público, en el que se debe a todos, también a los católicos, cuya libertad también ha jurado defender. Todos nosotros ratificaríamos las palabras de Voltaire 'No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo'. Pero rectifico, todos no, algunos solo defienden una libertad. La suya. Una deriva peligrosa".

"Quizá el alcalde, que ha permanecido callado ante esta grave situación, tenga algo que decir, o que -nuevamente- justificar", finaliza el comunicado.