Ayuntamiento

Ramón García: "Mi pregón viene a ser como un manual de instrucciones para vivir la Navidad acercándonos a la fe"

Cieza.es | 26 de diciembre de 2019 a las 12:45

La proclamación de la Navidad hecha por el sacerdote ciezano se dirigió a personas que buscan a Jesús como a quienes ya caminan con él desde hace mucho tiempo. Una de las características del texto es que gustó tanto a jóvenes que se están acercando a la fe como a adultos que la han disfrutado durante toda una vida. Una enseñanza muy valiosa proviene del papa Benedicto XVI a quien citó el pregonero: "La Navidad es despertar en nosotros los recuerdos de la bondad, belleza y verdad de la vida, y abrir así las puertas a la fe, la esperanza y al amor cristiano con mayúsculas".

El sacerdote Ramón García Gómez (Cieza, 1957) aprovechó este domingo el pregón de Navidad, organizado por la Cofradía de la Santa Verónica en la iglesia de San Joaquín, para enviar un mensaje del verdadero sentido de esta celebración cristiana. "Este texto quiere servir de pórtico de entrada a los inminentes días de Navidad que vamos a vivir los cristianos y también quienes han envenenado y robado el maravilloso y genuino valor religioso de esta gran fiesta de amor divino. No hablo de personas concretas, ni de ladrones ni envenenadores de oficio, me refiero más bien a la contaminación y contagio de ateísmo, consumismo, narcisismo, individualismo y egoísmo que sufre la sociedad actual llamada por muchos pos-cristiana". Entre esas contaminaciones, la denominada cultura 'pos-cristiana' centró gran parte del inicio del discurso. Y lo hizo recordando que "esa cultura pretende eliminar todo rastro de valores cristianos en las personas y en las instituciones públicas e imponer una ética social agresiva".

Por ello, García urgió adhesiones a favor de las "comunidades estables de fe" que, en palabras suyas, "nos ayudan a seguir a seguir siendo creyentes en un mundo descreído. Aquí las cofradías y hermandades tienen que encontrar un sitio, como otros grupos de oración y formación, órdenes religiosas y comunidades seglares". A continuación, también destacó la necesidad de abrir "nuestro corazón al Señor" para que "dediquemos a Él: Dios y Hombre verdadero, este tiempo de Navidad. Tiempo de fraternidad, de comunión con Dios y amor familiar. Es tiempo para dar gracias al Señor por todo lo que somos y tenemos. Por el amor a nuestros padres que nos engendraron y por los hijos recibidos que nos proyectarán hacia el futuro. Gracias por la vida y por la fe. Por la salud, por los años, por los amigos y por tantas cosas que cada uno sabemos". Y a renglón seguido formuló dos preguntas: ¿Sabes agradecer a Dios y a las personas lo que eres y lo que tienes?, ¿o crees que te lo mereces todo y no agradeces nada con bondad?

El amor fue el valor que subrayó ayer el párroco de la iglesia de San Pedro Apóstol en la pedanía murciana de Espinardo. "La Navidad es despertar en nosotros los recuerdos de la bondad, belleza y verdad de la vida, y abrir así las puertas a la fe, la esperanza y al amor cristiano con mayúsculas. Este amor debe empezar en nosotros por imitar lo más posible el amor de Jesús". García había comenzado precisamente su intervención haciendo un llamamiento al "valor religioso de esta gran fiesta de amor divino". Del mismo modo hizo un repaso a los diez consejos para recuperar las fiestas de Navidad, afirmando que su pregón "viene a ser como un manual de instrucciones para vivir la Navidad acercándonos a la fe". La fe fue otro de los ejes de su mensaje navideño, afirmando que, "si bien es necesaria mantenerla encendida, lo es también transmitirla a los jóvenes". Recordando la encíclica 'Fe y razón' del papa Benedicto XVI, explicó que "no se contradicen, sino que se complementan".

La iglesia de San Joaquín, en pie, aclamó al pregonero de la Navidad. Y es que el público se encontró con algo más de treinta minutos de proclamación de expresión crecida, mayúscula, del verdadero significado de la Navidad cristiana. El broche lo puso un año más el tradicional concierto del pregón de Navidad a cargo del Coro de Profesores de Música de la Región de Murcia que, bajo la dirección de Margarita Muñoz Escolar, interpretó de forma impecable un repertorio de canciones navideñas y villancicos populares. Sus miembros pertenecen a la Asociación de Docentes de Música de la Región de Murcia, y cuentan con la colaboración del Conservatorio Superior de Murcia Manuel Massotti Little. Entre el público asistente se encontraba el alcalde de Cieza, Pascual Lucas; el presidente de la Cofradía de la Santa Verónica, Carlos Gustavo Aroca; el presidente de la Junta de Hermandades Pasionarias de Cieza, Joaquín Diego Rubio, y una amplia representación de la Corporación Municipal.