Ayuntamiento

Cuando caminar es un placer solidario que contribuye a un futuro más esperanzador para todos

Cieza.es | 2 de diciembre de 2019 a las 18:28

Cada año son más los ciezanos que, conscientes de la importancia de ayudar a las personas que lo sufren y apoyar la investigación médica, se suman a una caminata a beneficio de la Asociación Española contra el Cáncer. La mera participación es una experiencia que vale la pena por sí misma. Y el fin solidario es, sin duda, el motivo principal. En la Hermandad de Santa María Magdalena, organizadora de la Media Maratón Ciudad de Cieza y 11K Solidarios, lo saben muy bien. Por ello, una de sus prioridades es conseguir involucrar al mayor número de personas.

Se respira energía, se palpa la solidaridad; es una actividad popular en la que uno puede escoger su ritmo en función de su condición física y su estado de ánimo. Así fue la tercera edición de la Caminata contra el Cáncer en la que sus organizadores, la Hermandad de Santa María Magdalena, apostaron por una mañana de deporte al aire libre en el marco de la XXX Media Maratón Ciudad de Cieza y 11K Solidarios. La motivación no puede ser mayor: ayudar a las personas y a sus familias cuando se encuentran con la peor noticia de sus vidas y a la vez financiar proyectos de investigación que permitan un mejor diagnóstico y tratamiento del cáncer. El objetivo es utilizar la infraestructura y el equipo humano de esta prueba para poner echar una mano en la lucha contra esta enfermedad.

Esta caminata popular permite también la socialización con otras personas, porque permite ir bien acompañados y así resulta más satisfactorio. Con amigos, en familia, con compañeros de trabajo, de estudios, con niños, con mascotas¿ un paseo con un propósito común: ayudar por cinco euros. La inscripción permite colaborar en la investigación contra el cáncer o en un proyecto de apoyo a las personas afectadas por esta enfermedad. Desde que los ciezanos fueron conscientes de lo que significaba disponer en su municipio de una junta local de la AECC, esta ha originado dos reacciones: la necesidad de apoyarla económicamente en las actividades que promueve a lo largo de todo el año y la posibilidad de implicarse de forma personal como voluntario o socio.

Cinco kilómetros con salida de la Esquina del Convento, recorrido por el casco urbano y el Paseo Ribereño y llegada de nuevo a la Esquina del Convento. Una 'marea blanca' de alrededor de mil quinientas personas protagonizó esta marcha no competitiva que volvió a aunar deporte y solidaridad. Para sensibilizar sobre el cáncer y la labor de la AECC, a la caminata acudieron muchas autoridades municipales como el alcalde Pascual Lucas y los concejales de Deportes y Turismo, Carlos Semitiel y Antonio Moya, respectivamente. También mostraron su apoyo ediles del Ayuntamiento de Cieza como María Turpín, el propio presidente de la junta local de la AECC, Juan Sánchez, o voluntarias de la delegación de Manos Unidas como Jose Salinas.