Ayuntamiento

La condenan por dejar escapar a los animales de corral que cuidaba su cuñado en una finca familiar

Cieza.es | 9 de julio de 2019 a las 14:29

La mujer, vecina de Cieza, deberá pagar una multa de 270 euros e indemnizar al perjudicado con otros 180.

La Audiencia Provincial de Murcia confirmó la sentencia de un Juzgado de Instrucción de Cieza que en diciembre pasado condenó a una vecina de esta localidad al pago de una multa de 270 euros. El motivo es que dejó escapar a los animales de corral de los que cuidaba su cuñado y que se encontraban en una finca familiar. La sentencia también condenó a la acusada a indemnizar con 180 euros al perjudicado por los daños producidos en las jaulas en las que se encontraban los animales.

El relato de hechos probados señaló que ocurrieron en mayo de 2018, cuando la denunciada acudió a la finca en cuestión, que es propiedad de ella misma y de dos hermanos. Una vez allí abrió las jaulas, donde había varios conejos y gallinas. En el juicio no se pudo esclarecer si entre los animales había también un gallo.

En su recurso, la condenada alegó que se había vulnerado su derecho a la presunción de inocencia, ya que, según ella, el juicio no contó con pruebas que determinaran su autoría y que la sentencia se había basado solo en el testimonio que ofreció el perjudicado. Sin embargo, la sala de la Audiencia desestimó su apelación, indicando que también se habían valorado otras pruebas, como la declaración de la propia mujer, la de un hermano y la del tractorista que poco antes de los hechos la había acompañado a la finca donde ocurrieron los mismos.

El hermano expuso que solo disponían de llaves el perjudicado y la acusada, ya que esta las había cogido pocos días antes. Además, añadió que la mujer no estaba conforme con la presencia de los animales. El tribunal señala, finalmente, que tampoco puede olvidarse la existencia de una mala relación familiar causada por las controversias alrededor de una herencia.