Ayuntamiento

Las Fiestas del Escudo 'La Invasión', una continua sorpresa en plena calle y a mediodía

Cieza.es | 11 de mayo de 2019 a las 19:04

Para plasmar el espíritu de las relaciones entre moros y cristianos en las Fiestas del Escudo 'La Invasión' hay que implicarse en las distintas situaciones y saber percibirlas. Las imágenes que dejan el pasacalles en la mañana del sábado muestran alegría y camaradería, un desfile en el que cada uno de sus integrantes es artífice de su propia contribución a las fiestas y en el que no importa lo que haya vivido hasta hoy, porque lo mejor está por llegar.

Buscar el reflejo levantino a las fiestas ciezanas de moros y cristianos no es sencillo. Cada ciudad tiene su idiosincrasia diferente en lo que se refiere a las celebraciones, pero, sobre todo, Cieza cuenta con una particularidad única respecto al resto de fiestas adheridas a la Unión Nacional de Entidades Festeras: los moros ganan. Si existe un momento en el que la magia se apodera del eje marcado por la plaza Mayor, la placeta del Santo y el Balcón del Muro, ese es sin duda la irrupción de las Fiestas del Escudo 'La Invasión'.

Sin embargo, si uno describiera el pasacalles celebrado este sábado, la imagen no diferiría mucho del ambiente de cualquier otro pueblo levantino con larga tradición en moros y cristianos. Les bastó tan sólo una hora de desfile informal por la calles de Cieza para contagiar de alegría a vecinos y visitantes. Cientos de festeros salieron a la calle para derrochar alegría y diversión como una forma de calentar motores de cara a la representación de la invasión en el Puente de Hierro, que comienza a las 20.00 horas, con asistencia de miles de personas. Una vez más ha resultado especialmente vistoso el paso de las diferentes peñas festeras por el casco antiguo, la Esquina del Convento, Paseo, Santa Ana y plaza de España.

A diferencia de las celebraciones levantinas en torno a los moros y cristianos, las fiestas ciezanas ofrecen una experiencia completamente diferente. Es un espacio histórico, una expresión de identidad cultural llevadaa cabo por kábilas y mesnadas que han convertido en un rutilante imán de visitantes de dentro y fuera de la Región de Murcia. Ofrece la oportunidad de mostrar tal como realmente fueron los hechos históricos del 6 de abril de 1477, sabedores todos que gran parte de lo que son y tienen hoy estas fiestas es fruto de una efeméride para no olvidar la historia del escudo de Cieza.

Sea con los personajes históricos del rey Abu-l-Hasan y el comendador de la villa Gonzalo Talón o con los surgidos de las leyendas como el caso de La Muda, las Fiestas del Escudo 'La Invasión' son más que una mera representación de moros y cristianos. Son un símbolo de la historia y la herencia de Cieza que une a todos los vecinos por encima de la pertenencia o no a una kábila o mesnada. Las brasas de ese suceso real sirvieron para componer el lema del emblema municipal. Con el paso de los siglos, el lema de la ciudad 'Por pasar la puente nos dieron la muerte' se ha convertido en un símbolo para quienes no sólo es un recuerdo de su sacrificio, sino también un motivo de reconciliación.