Ayuntamiento

Juan Gómez 'El Flecha': "Desfilar en los 'Armaos' de Cieza se hace sin querer, porque se lleva dentro"

Cieza.es | 20 de abril de 2019 a las 12:34

Que Juan Gómez Gómez 'El Flecha' anuncie su retirada después de cumplir setenta anualidades desfilando de manera ininterrumpida en el Tercio Romano del Santo Sepulcro es motivo suficiente para que se le haga un homenaje, por la tenacidad nazarena y por esa portentosa imagen de marcialidad que ha convertido a este cabo de la escuadra de arqueros en un icono de la Semana Santa de Cieza. Hace cosa de tres meses, en un acto organizado conjuntamente por la Junta de Hermandades Pasionarias, la Cofradía del Tercio Romano del Santo Sepulcro y el Ayuntamiento de Cieza, tuvo lugar ese merecido tributo. En la Semana Santa del año pasado corrió la voz de que a este ciezano nacido el Día de la Cruz de 1949 no llegó a terminar el recorrido completo con sus compañeros de filas. Aunque se le veía relativamente bien, muchos se resistían a creer en su retirada. De semanas santas excepcionales surgen personas excepcionales, y poco 'armaos' son tan singulares como 'El Flecha', con la impronta de su personalidad. Por eso, en esta Semana Santa, no lo olvidan.

Un largo idilio con la Cofradía del Tercio Romano del Santo Sepulcro. Así podría definirse la relación de Juan Gómez Gómez (Cieza, 1940) con los populares 'Armaos' de la Semana Santa de Cieza. Hay entrevistas que, tras haber trabajado en ellas y haber conocido a fondo a su protagonista, te cambian la vida. Eso le ha ocurrido al que suscribe estas páginas cuando tuvo la oportunidad de conversar con una persona que conoce la Semana Santa mejor que a su familia. Después de toda una vida sin faltar a su cita anual,Gómez  ha aprendido a amar los desfilesprocesionales en sus múltiples registros de color, sonido y movimiento. "Nuncame canso de ellos. Los desfiles procesionales tienen la belleza de locambiante". Ahí radica su pasión. Son estos cambios los que mantienen vivo elamor por la Semana Santade Cieza.

¿Amor?, ¿pasión? La mayoría de los nazarenos ciezanos, cuando mencionan la Semana Santa lo hacen en relación con su hermandad o cofradía, generalmente con las cada vez más crecientes devociones de sus imágenes titulares. En el caso de Gómez es la Cofradía del Tercio Romano del Santo Sepulcro. Lleva desfilando desde que tenía 9 años. Hoy, cumplidos ya los 79 años, sigue haciéndolo con la misma entrega e ilusión como cabo de la escuadra de arqueros. Siempre ha dado muestras de un alto nivel encuanto a la hora de desfilar, una marcialidad puesta al servicio de sus compañeros de filas. Una expresión dulce e ingenua suaviza su curtido rostro, aunque el certificado de garantía de sus piernas hace tiempo que caducó. "Ya me gustaría volver a tener veinte años".  

Tiene la tez curtida, surcada de arrugas, pero este ciezano criado en la Cuesta del Chorrillo es tan asombroso como el joven que participó en el rodaje de 'Lucky el intrépido', una película dirigida por Jesús Franco que actualmente está descatalogada, aunque se conserva una copia en los archivos de la Filmoteca Española, dependiente del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales. Entonces y ahora, el Flecha es un personaje muy popular y querido entre sus vecinos que sigue la estela de otros ilustres miembros del tercio romano como, por ejemplo,el centurión Pascual 'El Morena'. Responde con espontaneidad y simpatía mientras se pasa la mano por la barbilla: "Para mí la Semana Santa es sagrada.Yo he dejado a mi mujer en Francia recién operada para venir a Cieza y desfilar el Viernes Santo. Con eso, lo digo todo".  

El ejemplo de este hombre nacido el Día de la Cruz es característico de una buena parte de la familia nazarena de Cieza. Para fortuna de la Semana Santa ciezana, reconocimiento sobre reconocimiento, la Junta de Hermandades Pasionarias valora a sus mejores hijos, su mayor riqueza. Por ello, Juan obtuvo el galardón de Nazareno del Año 2007. Es un romano, un líder nato, una de esas personas a las sigues adonde sea; un perfecto nazareno; uno de esos arqueros que tienen el don de la marcialidad, a pesar de que sólo mide 174 centímetros. Pero tiene la talla de liderazgo del gigante humano que es. "Siempre he vuelto en Semana Santa. No he faltado ni una vez". Al igual que muchos paisanos de su época, empezó a trabajar a corta edad en el esparto y emigró a Francia para labrarse un futuro. Ciezano de los pies a la cabeza -como se suele decir enestos casos-, pero "hecho aviñonés para siempre", como confesó en una ocasión.

Más de cuarenta años estuvo residiendo en el sur de Francia. "Estaba empleado en una fábrica de Avignon, y mi patrón nunca me puso ni una sola pega para regresar a Cieza por Semana Santa. A veces llegaba con el tiempo justo para desfilar y tirar de nuevo para Francia". En primavera tenía claro que había que volver a su tierra natal, era inevitable. "Sólo pensaba en volver", concluye con una amplia sonrisa. Solamente conocemos una parte de su azarosa vida. Pero esa parte narrada por él mismo en los medios de comunicación ya tiene unas proporciones bastante únicas. Quizás su formación en valores y su humildad hayan contribuido a hacer de este septuagenario un hombre reflexivo y modesto. Parece apabullarse ante el halago y mide con exactitud las palabras que utilizará antes de pronunciarlas, como si lanzase dardos hacia una diana imaginaria.

Gómez es buen conversador y no pierde la sonrisa porque se afana en derrochar amabilidad. Pocas personas recuerdan su etapa deportiva en pruebas de fondo desarrollada durante su juventud. Y es que hacía honor a su sobrenombre porque, en palabras suyas,"corría como una flecha". Con el rostro iluminado por la nostalgia explica que"ya ganaba carreras a la edad de catorce añicos". A pesar de que competía con alpargatas, no le importó correr en Santander: "Recuerdo que en plena competición uno de los atletas me pisó y perdí las cordoneras, y no me quedó otra que acabar descalzo. Crucé tercero la línea de meta". Tras su mirada azul escondía pura fuerza, tal y como cuentan sus amigos más cercanos: "No fui a las Olimpiadas de Roma de 1960 porque no me dieron permiso en el trabajo. Después de ser campeón un montón de veces en mi especialidad me seleccionaron para  el equipo olímpico español".

Se atribuye a Gómez una supuesta o real -yo no sé, esa es la realidad, pero me inclino a pensar quees verdad- ventaja que pudo ayudar a ser elegido como extra en el rodaje de una película: su forma de desfilar. "Aquel día estaba en la plaza de España junto al mercado de abastos con el carro del Cine Capitol y me llamó el director que se encontraba en Cieza para rodar unas escenas". De modo que, si esto es así,la marcialidad adquirida en los 'Armaos' le abrió las puertas de la gran pantalla. El rodaje tuvo lugar en el Balcón del Muro, el Puente de los Nueve Ojos y la Cuesta de la Herrada, entre otros lugares del término municipal de Cieza. No fue el único vecino que integraba aquella patrulla de soldados cuyas localizaciones estaban ambientadas en Albania. El reparto de esta coproducción internacional estaba encabezado por Ray Danton, Dante Posani y Teresa Gimpera.

Al preguntarle por la mayor transformación que se ha producido en la Semana Santa de Cieza por la declaración de interés nacional, contesta de buen agrado: "Han logrado en estos últimos años colocar nuestras procesiones a la altura de Murcia, Cartagena, Lorca o Jumilla". Pensando en los retos de futuro dice que le gustaría ser optimista, pero asegura que prefiere ser realista: "Veo el futuro muy bien, como la mayoría de los cofrades ciezanos, pero la declaración de interés turístico internacional es harina de otro costal". También se hace muchas preguntas el entrevistado y se da muchas respuestas sobre la situación de la Cofradía del Tercio Romano del Santo Sepulcro, y al final llega a una conclusión: "Nunca antes la había visto tan bien. Es un orgullo formar parte de ella". Lo dice uno de ellos que es un ejemplo continuo.

Hasta el instante enque queda reconocido públicamente Nazareno del Año 2007, el Flecha se había empeñado en mantener un perfil que lo mantuviera a ser posible entre las sombras, la discreción y el segundo plano. Un papel, llamémoslo por su nombre, que lo mantuviera de perfil, siempre de lado, y de este modo librarse de los focos y la atención de sus paisanos. Ahora el emblema de la cofradía que preside Antonio Ángel García está desnudo: se ven sus costuras y sus virtudes. "Yo soy así, como soy". Juan Gómez Gómez tiene una bien ganada fama de 'semanasantero' dentro de la vida nazarena ciezana de los últimos setenta años. Parece que la frase no fue de Benjamín Franklin sino de Cristopher Bullock, pero sea de quien sea es igual de contundente: "En el mundo lo único que hay de cierto son la muerte y los impuestos". Y en los Armaos de Cieza hasta el mismo año pasado, el Flecha.