Ayuntamiento

La catequesis visual y andante de la Procesión General en la noche Miércoles Santo ciezano

Cieza.es | 18 de abril de 2019 a las 17:32

La procesión General lleva casi dos siglos congregando y maravillando a ciezanos y visitantes en la noche del Miércoles Santo, a través de una sucesión de increíbles momentos. Es al anochecer cuando la plaza Mayor, ante la pétrea exuberancia de la basílica de la Asunción, muestra su aspecto más solemne. Y es que, a medida que la luz solar va languideciendo, se convierte en un punto de confluencia de varias salidas procesionales, el resultado de todo lo que desfila calle Cid abajo. Recoge los pasos que salen de la Casa-Museo dela Semana Santa, la basílica de la Asunción y de la Casa-Museo de la Cofradía de la Oración del Huerto y el Santo Sepulcro. La suma de todo ello, un total de trece pasos, genera un tesoro nazareno que reviste a esta procesión en una de las citas más importantes de la Semana Santa ciezana. Es imposible retener todos los detalles en un cortejo de esta magnitud. En esta catequesis visual y andante de la Pasión de Jesús se siente todo el tiempo pasado. El reloj del templo marca ese curso inexorable.

Todos los Miércoles Santos, a eso de la nueve de la noche, el estandarte de la Junta de Hermandades Pasionarias de Cieza hace su entrada en la plaza Mayor a lo grande: irrumpe por la calle San Pedro, sigue paralelo a la fachada del consistorio y la abandona unos metros después hacia la calle Cid. La conexión de los ciezanos con la Procesión General se remonta al siglo XIX. Hasta entonces sus desfiles se circunscribían al Domingo de Ramos, Martes Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección.

Una hilera de nazarenos de la Cofradía de la Samaritana desfila por delante de los primeros espectadores. La imagen titular de esta hermandad fundada en 1954 se balancea suavemente al fondo. Por la calle Cartas se incorpora al desfile el grupo escultórico La unción de Jesús en Betania, de la ciezana Carmen Carrillo. Allí, de fondo, se dibuja la remozada fachada del Ayuntamiento de Cieza.

Conforme avanza la procesión, los sentimientos se disparan al paso de El Prendimiento (1968), de José Lozano; San Pedro (1948), de Francisco Palma Burgo; La Flagelación (1947), de Juan González Moreno, y La Coronación de Espinas (2009), del cordobés Francisco Romero Zafra. El esfuerzo de los anderos es manifiesto casi a cada paso por las estrechas calles del casco antiguo.

Tras la impactante imagen de la Cofradía de Jesús Nazareno se sitúa el Tercio Romano del Santo Sepulcro, los populares 'Armaos', cuya arraigada tradición obliga a llevar el paso con marcialidad. Por primera vez no desfila Juan Gómez 'El Flecha' tras su retirada. Continúa la procesión con dos hermosas tallas: Ecce Homo, de la Cofradía de San Juan, y Santa Verónica, de la hermandad del mismo nombre. Ambas imágenes acaparan toda la atención del público congregado en la plaza Mayor.

Tras ellos, el Santísimo Cristo del Perdón atrapa muchas miradas y alguna lágrima. Decenas de devotos alzan las miradas a su paso. Desde sus balcones, los más afortunados pueden alargar su mano y tocar el madero. También es frecuente ver a personas persignarse cuando pasa la sagrada imagen. Tras este trono, desfila el de la Hermandad de Santa María Magdalena, con la serena faz de su imagen titular.

Posteriormente, y coincidiendo con la recta final de la Procesión General, las calles se tiñen de rojo que identifica a la Cofradía del Santísimo Cristo del Consuelo. El inicio del cortejo exhala un intenso olor a incienso que siempre deja huella en el ambiente y en los sentidos y tiende a agarrarse a la memoria. Imposible concentrar mayor fervor y devoción al paso de la venerada imagen. 

La hermosa secuencia evangélica se cierra entre muestras de gran respeto con la salida de la Santísima Virgen de los Dolores (1945), obra de Juan González Moreno. Y así, poco a poco, la gente se va dispersando, formando corrillos en los que se alaba a las cofradías y hermandades ciezanas por el trabajo bien hecho. Y es que la Junta de Hermandades Pasionarias de Cieza cumplió este Miércoles Santo como siempre, como nunca.


[EN]Galería multimedia