Ayuntamiento

La vitrina del trimestre en el Museo Siyâsa exhibe una pieza de su desconocido legado ibérico

Cieza.es | 11 de abril de 2019 a las 13:12

Suele pensarse que la historia de Cieza se centra en su pasado andalusí. Sin embargo, la presencia íbera en tierras de la Vega Alta era muy anterior. Mucho tiempo antes surgió en el morrón de Bolvax, concretamente en la margen izquierda del río Segura, una fortificación íbera que dominó durante largo tiempo este estratégico emplazamiento. Hasta el próximo 30 de junio el Museo Siyâsa, célebre por sus restos árabes, examina en la denominada vitrina del trimestre la huella de la cultura ibérica en sus vestigios. Se trata de dos fragmentos de un guttus-pixide ibérico decorado con aves y jinetes.

En los últimos años, historiadores y arqueólogos han centrado sus estudios en una etapa histórica muy poco conocida en la ciudad de Cieza: la ibérica, que se desarrolló durante varios siglos, pero que ha dejado una huella mucho menor que la que dejó la cultura andalusí, que también estuvo asentada junto al río Segura. A los íberos no solo se les debe el nombre de la península. Herramientas agrícolas que aún se usan, técnicas de alfarería, el cultivo de la vid, el olivo o los almendros, así como las casas con patio, tienen sus raíces en esta cultura que habitó desde el siglo IV antes de Cristo hasta la dominación romana.

La Concejalía de Museos presentó este miércoles la primera vitrina del trimestre en el Museo Siyâsa. Y para la ocasión tuvo el acierto de apostar por el legado ibérico gracias a dos fragmentos de vasija en forma de guttus-píxide, que se encuentra dividida en su depósito entre el Museo Arqueológico de Murcia y el Museo Siyâsa. Como contó el director del Servicio Municipal de Museos y Patrimonio, Joaquín Salmerón, ambos fragmentos "se unen puesto que la pieza conservada en el Arqueológico es de titularidad estatal, por lo cual ha sido necesario el permiso del Ministerio de Cultura y de la Consejería de Cultura para que sea expuesto, junto a la del Museo Siyâsa, durante un periodo inicial de nueve meses".

En su intervención Salmerón recordó que la pieza hallada y depositada en el Museo Arqueológico de Murcia fue encontrada, en los años 60 del pasado siglo XX, por el profesor de la Universidad de Murcia Antonio Yelo. Por el contrario, el fragmento hallado y entregada en el antiguo Museo Arqueológico Municipal de Cieza fue recogido por el maestro ciezano Pascual Vázquez. Sobre las piezas y el contexto arqueológico de las mismas, hablaron los directores de las excavaciones habidas en el yacimiento de Bolvax: el conservador-director del Museo Arqueológico de Murcia, Luis de Miguel; el profesor de Arqueología de la Universidad de Alicante, Antonio Manuel Poveda, la arqueóloga ciezana María José Morcillo y el propio Joaquín Salmerón.

A la presentación de la vitrina del trimestre asistieron la concejala de Museos del Ayuntamiento de Cieza, Pilar Martínez, y la consejera de Turismo y Cultura de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, la ciezana Miriam Guardiola, entre otros.  


[EN]Galería multimedia