Ayuntamiento

El fotógrafo Fernando Galindo vuelve a promocionar como nadie las bondades de la floración

Cieza.es | 12 de marzo de 2019 a las 11:32

¿Quién no ha escuchado alguna vez que una imagen vale más que mil palabras? Se trata de un dicho muy popular que se adapta a la perfección a estos tiempos en los que la comunicación es fundamentalmente audiovisual. Aquí está la clave y eso lo sabe muy bien el fotógrafo Fernando Galindo, que mantiene un largo idilio con la floración y en promocionar sus enormes potencialidades turísticas. Porque cuando llega el ocaso del invierno la vista de pierde por una sucesión de campos y lomas pespunteadas de copas floridas. Acudir a ellas a principios de marzo es entrar de lleno en la incipiente primavera que comienza a teñir el territorio de gamas rosas, blancas y fucsias. Los primeros calores de la primavera motean de tonalidades cada recodo de los parajes agrícolas ciezanos. Las imágenes muestran una vez más cómo a menudo la naturaleza supera en variedad cromática y matices a la paleta del mejor pintor paisajista. 

Imagine estar tranquilamente en su sofá viendo el final del telediario y que de repente aparezca una fotografía de Cieza en la información meteorológica. Hace cosa de unos días salió la última de Fernando Galindo, que vuelve a ensanchar la floración con su trabajo. Una afición de la que Galindo se muestra muy satisfecho, "porque como buen ciezano que soy cuando aparece un paisaje nuestro me emociono". Consciente de que este espacio da la oportunidad de hacer una gran promoción de Cieza, no escatima tiempo ni dedicación a la hora de capturar la mejor instantánea.

Se cuentan por miles los que envían sus imágenes a diario. El equipo de El Tiempo de la televisión pública,capitaneado por Mónica López, sigue fomentando la interacción con los espectadores y, para ello, pone a su disposición la dirección de correo electrónico eltiempo.tve@rtve.es. Hoy en día cualquiera puede enviar una foto. Que sea seleccionada, es otra historia. Y que tenga la misma suerte que Galindo es poco probable, porque sus fotografías aparecen muy a menudo a lo largo de todo el año.

La floración en Cieza evoca mil imágenes. A lo ancho y largo de su término municipal, Cieza acoge la mayor concentración de cultivos de frutales en la Región de Murcia. El esplendor de la naturaleza y la mano del hombre se manifiestan en una gran variedad de colores con la llegada de la primavera. Fotógrafos y cámaras, junto a un mayor número de turistas, se sienten atraídos por este rico espectáculo natural, cuya belleza intentan capturar cada uno a su manera.

Es el caso de Fernando Galindo cuyo trabajo de más de veinticinco años ha posibilitado la promoción turística de Cieza. Su pasión y devoción por la tierra, las gentes, los paisajes y la agricultura han contribuido al hallazgo de nuevos enfoques para dar a conocer a su localidad natal. Estos cultivos de frutales también son objetivos fotográficos irresistibles gracias a una gran variedad colores, contrastes y formas que no se encuentran en ninguna otra parte de la geografía española.

El que fuera profesor de Dibujo, Plástica y Comunicación en el IES Los Albares ha conseguido que el paisaje de los cultivos en flor tenga una fuerza primaria que parece verterse a través del objetivo y rebosar de las imágenes. Su trabajo es una muestra visualmente irresistible de la explosión de la primavera en esta vasta extensión de regadíos situada en la zona norte de la Vega del Segura, el primer municipio productor de fruta de hueso de Europa.

Ningún otro paisaje en flor puede igualar su poder evocador. Las imágenes transmiten la inmensidad y la diversidad cromática del fenómeno de la floración en los árboles frutales que, en palabras del fotógrafo ciezano, "es resultado del trabajo de los agricultores al plantar diferentes variedades. Ellos, sin darse apenas cuenta, estaban contribuyendo a configurar unos espacios naturales de gran belleza, únicos en España y, por qué no decirlo, también en el mundo".

Florece el lugar más hermoso de Murcia. En la Vega Alta la tierra ha sido capaz de absorber hasta la última gota de agua para emprender una floración de lo más insólita. Aprovechando el trabajo de los agricultores, la primavera se abre paso alfombrando los regadíos en tonos fucsias, blancos y rosas. Contemplar la floración al amanecer o al atardecer es una de las experiencias más impactantes que puede experimentar una persona. Quienes la han vivido dicen haber sentido un vínculo especial con la tierra, que ha reforzado u compromiso con la agricultura.

Merece una valoración muy positiva la imagen que el sector agrícola transmite desde la puesta en marcha del proyecto turístico Floración, mediante una defensa inteligente del interés turístico del municipio y de la imagen de una agricultura que ha recuperado el lugar que le pertenece en España y en Europa. En unos tiempos en que casi nada es de verdad, lo único que tenemos auténtico es el melocotón que los agricultores ciezanos cultivan como nadie en el mundo.