Ayuntamiento

Un perfecto testimonio de arte rupestre en Cieza que justifica sobradamente el nombramiento de la Unesco

Cieza.es | 8 de febrero de 2019 a las 13:09

El 12 de diciembre de 1998 la Unesco declaraba Patrimonio de la Humanidad al conjunto de estaciones de arte rupestre del arco mediterráneo de la península ibérica. Se reconocía de este modo las magníficas pinturas de las que hacen gala los vienticinco abrigos documentados en el término municipal de Cieza. Una parte de este patrimonio, en concreto los hallazgos de época Paleolítica, Epipaleolítica, Neolítica y Calcolítica del Cañón de Almadenes, se exhibirá hasta el 20 de abril en el Museo Siyâsa, lejos de su ubicación original, y gracias a extraordinarias reproducciones, fotografías y materiales, en la exposición 'Más que cuevas. Arte rupestre y arqueología en la Cañón de Almadenes (Cieza, Murcia)'.

Una de las seis de mayor número de visitantes que se recuerdan. Así de contundente se muestra a la hora de definir la exposición 'Más quecuevas. Arte rupestre y arqueología en la Cañón de Almadenes (Cieza, Murcia)' el alcalde de Cieza, Pascual Lucas, que entiende el interés suscitado ha sido muy importante en el Museo Arqueológico de Murcia, donde fue visitada por más de 10.000 personas. La propuesta expositiva pretende confirmar la consolidación de unos hallazgos sin parangón en la Región de Murcia. Y lo hace a través de un periplo por cuarenta paneles, una maqueta del desfiladero y su entorno, una fotografía de más de seis metros del panel principal de La Serreta y materiales originales extraídos en las últimas campañas de la Cueva del Arco que trasladan fielmente al visitante a uno de los santuarios de arte rupestre más importantes del país.

Minutos después de que el público aplaudiera las intervenciones y la muestra se diera por inaugurada, el regidor y la consejera de Turismo y Cultura, Miriam Guardiola, recorrieron las salas donde se ubica la exposición acompañados por los concejales de Patrimonio y Museos, Antonio Moya y Pilar Martínez, respectivamente; y los comisarios Joaquín Salmerón, Ignacio Martín y Joaquín Lomba. Éste actuó como guía de excepción en un recorrido en el que los asistentes se detuvieron ante las vitrinas en las que se exhiben algunos de los materiales arqueológicos encontrados durante las excavaciones. Propone, según los arqueólogos, "un resumen de 40 años de descubrimientos mostrándolos como nunca: con fotografías de gran calidad e impresionantes calcos de las pinturas realizados con las últimas tecnologías". A lo largo del mismo se refleja cómo se gestó el proceso de declaración de Patrimonio de la Humanidad.

La muestra despliega, por primera vez, una fotografía de más de seis metros de panel principal de La Serreta que llama la atención del observador por la calidad de la misma. Junto a paneles a todo color, fotografías, calcos de pinturas, cronologías y el relato de los descubrimientos con datos actualizados y bajo la supervisión de los arqueólogos, el visitante puede embarcarse en un pormenorizado viaje por el arte rupestre en Cieza. El montaje es capaz por sí solo de evocar un sinfín de historias relacionadas con esta secuencia de ocupaciones humanas desde hace unos 50.000 años hasta el Neolítico antiguo. En palabras de los organizadores, "se han identificado además niveles de presencia neandertal en forma de materiales y restos de hogares, sirviendo todos estos hallazgos para marcar un nuevo e importante punto en el mapa del conocimiento del Paleolítico". 

El público deberá emplearse bien en recorrer las dos salas habilitadas en el Museo Siyâsa y descubrir el rico contenido distribuido en 250 metros cuadrados. El paseo por la muestra comienza de forma general en la sala principal y se bifurca en dos direcciones para acabar en la imagen a tamaño real del panel de arte rupestre de La Serreta. En la sala del nivel cero el espectador es conducido por el espacio visual que va desde los materiales de las excavaciones realizadas tanto en la Cueva del Arco como en La Serreta, y a continuación lleva a las piezas halladas en El Pozo (Calasparra). La mayoría de las pinturas reproducidas en los paneles pretenden motivar al observador, que deberá examinarlas.

El vestíbulo del museo de la calle San Sebastián era un continúo entrar y salir de personas dispuestas a arropar la puesta en valor y difusión de un patrimonio único, que contribuye a su mejor conocimiento y comprensión. Entre los invitados a la inauguración estaba una representación de la Corporación Municipal formada por los ediles Miguel Gual, Carmen Camacho y Óscar Verdejo; un representante del Grupo Almadenes, José Olivares; el presidentede OJE Región de Murcia, el ciezano Pedro Ríos; la presidenta del Hogar del Guía de OJE Cieza, Estela Sánchez, así como miembros del Grupo de Espeleología GECA; la presidenta de la Asociación Cultural Voluntarios de Siyâsa, María José Morcillo, y el director del Centro Municipal de Folclore, Jesús Saorín, entre otros.


[EN]Galería multimedia