Ayuntamiento

Comienzan los primeros trabajos de derribo del antiguo ambulatorio de la calle Santa Gertrudis

Cieza.es | 8 de enero de 2019 a las 12:20

Los trabajos para demoler el antiguo ambulatorio comenzaron con las labores previas de desvío de servicios afectados de electricidad y telefonía y continuaron con el vaciado de enseres en su interior. Posteriormente se realizaron los primeros derribos, que se llevaron a cabo a partir del pasado 31 de diciembre, en la segunda planta de la fachada que da a la calle Padre Salmerón. Primero, procediendo a la demolición de la techumbre y, a continuación, los forjados. De la demolición del edificio resultará la parcela donde se edificarán las futuras oficinas del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF) y del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

El inmueble data de la segunda mitad del siglo XX y su demolición es consecuencia del convenio suscrito por el Ayuntamiento y la Comunidad por medio del cual se compromete a su cesión para que sea rehabilitado y acoja las dependencias del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF) y del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Las obras, que concluirán a lo largo de este año, cuentan con un presupuesto de 560.000 euros y generarán treinta empleos directos.

El edificio, ubicado entre las calles Santa Gertrudis y Padre Salmerón, era propiedad al 50 por ciento del Ayuntamiento de Cieza y al 50 por ciento de la Comunidad Autónoma. El acuerdo implica que el Ayuntamiento cede su parte, que la Comunidad pasa a ser propietaria al cien por cien del edificio, y que lo rehabilitará sin coste alguno para las arcas municipales.

Las nuevas oficinas serán una de las más modernas de la red y contará con una superficie de 739 metros cuadrados que acogerán las dependencias de ambos servicios. La nueva instalación doblará en tamaño a la actual, de 339 metros cuadrados, y permitirá la atención de más de 4.000 usuarios, la mayoría de ellos demandantes de empleo del municipio y la comarca.

El presupuesto total de las actuaciones asciende a 560.000 euros, y la renovación total del edificio generará treinta empleos directos en el municipio. Así, se destinarán 40.000 euros a cimentación y estructuras; 170.000 euros a cerramientos, divisiones y revestimientos; 90.000 euros a la cubierta; 60.000 euros a carpintería, y 200.000 euros a instalaciones.