Ayuntamiento

La hermana Cristina ensalza "el valor de la Navidad como la llegada del Hijo de Dios entre nosotros"

Cieza.es | 18 de diciembre de 2018 a las 11:46

Quienes tuvieron la oportunidad de asistir a su pregón estaban emocionados al término del mismo. Fue un gran éxito, no sólo por la gran afluencia de público, sino también porque sus palabras llegaron al corazón de cada uno de los asistentes. Con su manera de comunicar, reposada, cálida y esperanzada, la hermana Cristina invitó a los ciezanos a replantearse la manera de vivir la Navidad, y a entender mejor el significado que encierra. Lo mejor de todo fue la ocasión de proclamar un mensaje esperanzador, un llamamiento que reta a los cristianos a interiorizar esta celebración de otra manera, "desde la gratitud y la gratuidad".

Estaba satisfecha y se le notaba. A la hermana de la Congregación Apostólica Cristo Crucificado, Cristina Pastor López, le sobraban razones para ser una mujer feliz y lo mejor de todo fue que no dudó en disimularlo. Desde que llegó al templo acompañada por miembros de la Cofradía de la Santa Verónica y empezó la lectura del pregón de Navidad, a ella la sonrisa no hubo quien se la quitara de la cara. Ilusionada, contenta por la acogida y decidida a disfrutar de un día tan importante en la antesala de la Navidad ciezana.

Fe, religiosidad, sentimiento y valores ligados a la Natividad del Señor. Como un tesoro que pasa de boca en boca, que traspasa fronteras y épocas, que no entiende de modas porque perdura en el tiempo, como "el más sublime misterio de amor". Nada más pronunciar sus primeras palabras Pastor invitó al ambón de la iglesia de San Joaquín a la hermana Pilar, quien citó a su vez a sus compañeras de congregación Amalia y María para poner de manifiesto que "elVerbo se hace carne y habita entre nosotros".

Cuando la pregonera volvió a tomar la palabra se definió como una hermana apostólica, "un simple eslabón de una cadena que anuncia una buena nueva". Y es que la Iglesia española, al igual que toda la Iglesia universal, tiene como principal objetivo la evangelización. Y la actividad pastoral que lleva a cabo a través de miles de parroquias, movimientos, comunidades religiosas, acción de Cáritas y Manos Unidas, y otras realidades eclesiales, no busca otra cosa que Jesús sea anunciado, conocido y amado.

"No soy prototipo de pregonera ni soy ciezana, pero cuando llega una invitación como esta no queda más remedio que confiar en el Señor y aceptar", comentó en su intervención, para luego devanar la madeja de los recuerdos y hablar de los momentos vividos junto a sus seres queridos. "La Navidad es la más hermosa noticia, un gran acontecimiento, la llegada del Hijos de Dios entre nosotros". Parafraseando al papa Francisco, añadió que para escuchar la voz de Él "hay que hacerse pequeño. El Señor elije a los pequeños, no a los grandes".

Muleña de nacimiento, la religiosa lleva un tiempo vinculada al municipio de Cieza; desde hace diecinueve años es docente en el Colegio Cristo Crucificado. En el transcurso de su intervención también instruyó sobre el significado que encierra los ángeles, los pastores, los Reyes Magos, San José, la Virgen María y el Niño Jesús, los elementos que explican el Misterio del Nacimiento de Cristo, intercalados por breves piezas de violín interpretadas por un profesor del Conservatorio de Música Maestro Gómez Villa.

La iglesia de San Joaquín, en pie, aclamó a la pregonera de la Navidad. Y es que el público se encontró con algo más de cuarenta minutos de proclamación de expresión crecida, mayúscula, del verdadero significado de la Navidad cristiana. El broche lo puso un año más el tradicional concierto del pregón de Navidad a cargo el coro de la Escuela Municipal de Música y la orquesta del Conservatorio de Música Maestro Gómez Villa, que interpretaron de forma impecable un repertorio de canciones navideñas y villancicos populares.

Entre el público asistente se encontraba el alcalde de Cieza, Pascual Lucas; el presidente de la Cofradía de la Santa Verónica, Carlos Gustavo Aroca; el presidente de la Junta de Hermandades Pasionarias de Cieza, Joaquín Diego Rubio, y los ediles de la Corporación Municipal Antonio Moya,Carmen Camacho, Belén Corredor, Francisco Caballero y José Luis Vergara, así como miembros de la comunidad educativa del Colegio Cristo Crucificado con su director a la cabeza Manuel Egea.


[EN]Galería multimedia