Ayuntamiento

Afiliados del PP reclaman respeto a los órganos locales y piden que cesen los hostigamientos personales

Cieza.es | 12 de julio de 2018 a las 13:53

Tras la publicación en el semanario el Mirador de una carta suscrita por 18 afiliados del PP, que se posicionaban en contra del presidente local Fernando Tamayo y pedían la creación de una gestora que dirija el partido en Cieza, se ha iniciado un movimiento interno para expresar el apoyo a la actual directiva elegida hace un año en un "congreso democrático" y reclamar que cesen las "deslealtades públicas y los hostigamientos sin sentido", indica una nota de prensa de la dirección de los populares.

El comunicado informa de que, en sólo unos días, casi un centenar de afiliados e integrantes de la actual ejecutiva han firmado un manifiesto donde rechazan rotundamente la creación de una gestora en Cieza, por considerar que se trataría de "una imposición antidemocrática que perjudicaría gravemente el funcionamiento del partido y sus perspectivas de cara al futuro". Esta corriente mayoritaria considera que los problemas que puedan existir en el PP de Cieza deben abordarse por los órganos que eligieron los militantes, a quienes les compete analizar la situación actual y proponer soluciones de cara a los próximos meses en el marco de un debate interno. La alternativa de la gestora supone además para muchos "un claro riesgo de reproducir la situación de las elecciones de 2015, cuando la imposición de personas sin respaldo de las bases para conformar la lista electoral condujo a una crisis cuyas consecuencias aún no se han cerrado".

Entre los firmantes de este manifiesto figuran varias personas que suscribieron la primera misiva crítica con Fernando Tamayo, incluidos integrantes de la ejecutiva local, quienes han revocado su firma por la utilización que se ha hecho de este documento en los medios de comunicación. Estas personas han manifestado a la dirección local que "se han sentido engañadas por informaciones que no eran ciertas de parte de los promotores de la carta de protesta, y avalan la vía de una solución democrática que se sitúe en un marco de concordia, respeto y veracidad, apelando a la unidad para que cesen los hostigamiento sin sentido".

Por otro lado, la dirección local del PP ha rebatido las razones que esgrime el semanario el Mirador para solicitar la destitución de Fernando Tamayo. En primer lugar, desmienten que se haya producido un abandono masivo de militantes desde que se celebró el congreso local tal y como se ha estado apuntando desde diferentes medios, "ya que sólo se tienen constancia de las bajas de los concejales trásfugas y de unos pocos militantes que se borraron para irse a otros partidos, evidenciando por tanto que su sitio no era el PP".También rebaten las acusaciones de inactividad durante este tiempo, afirmando que puede exponerse documentalmente el volumen normalizado de trabajo tanto en medios de comunicación, actividad institucional y trabajo interno, lo cual se pretende intensificar ante la inminencia de las próximas elecciones. En cuanto a los cambios organizativos en el grupo municipal, "que no aceptaron los concejales trásfugas y a causa de los cuales partieron el grupo municipal", exponen que todos y cada uno de los pasos se dieron con conocimiento y asentimiento de la dirección local y regional del PP, "lo cual se puede probar documentalmente ante las instancias en las que sea necesario".

En cuanto a las descalificaciones personales que se hacen a la persona de Fernando Tamayo, el presidente local las considera "auspiciadas por personas que no tuvieron el valor de confrontar su proyecto en un congreso democrático y ahora promueven acceder al control del partido por la puerta de atrás de una gestora, para lo cual han buscado complicidades sustentadas en falsedades que afortunadamente ya se han destapado. También ha transmitido Fernando Tamayo que lo que está realmente provocando el desencanto y el alejamiento de simpatizantes en los últimos meses, en un contexto nacional ya de por sí complicado, son "los comportamientos desleales y la falta de compromiso de quienes dicen defender al partido pero sólo buscan hacer daño por diferencias personales, algo que ha visto claro la mayoría de la militancia".

Finalmente, la dirección local del PP apela a "la unidad, concordia y resolución de problemas en un clima de respeto, veracidad y lealtad no sólo al grupo de personas que actualmente se encuentran al frente del PP local, sino a las siglas de un Partido, que necesita de la unidad como único camino para alcanzar los objetivos propuestos".