Ayuntamiento

Los 36 dializados del Área IX de Salud, en pie de guerra por el traslado del servicio del Lorenzo Guirao a un "bajo comercial"

Cieza.es | 12 de julio de 2018 a las 12:33

Los cerca de 40 usuarios de hemodiálisis de la zona de salud de la Vega Alta -Cieza, Abarán y Blanca- claman contra el Servicio Murciano de Salud y denuncian sentirse "engañados" por "un año con promesas incumplidas" de su gerente y del consejero de Sanidad ante el temor del inminente traslado del servicio desde el Hospital Comarcal Lorenzo Guirao, donde se ha venido prestando durante 11 años, a un local en la ciudad de Abarán que tachan de "bajo comercial" alegando que no reúne las mejores condiciones para el uso que se quiere dar.

Arremeten contra los responsables regionales de Sanidad reprochándoles que "tras un año de prometernos que no iríamos a Abarán, el local ya está prácticamente terminado. Estaríamos dispuestos a trasladarnos incluso a un local en Cieza por la inmediata cercanía con el hospital, propuesta que nos plantearon ellos mismos. Pero parece que nos han engañado".

También se oponen los dializados a la iniciativa formulada hace pocos días por la consejería de recibir el servicio en el Reina Sofía o clínicas de Yecla o Molina de Segura en turno de tarde: "llegaríamos a nuestras casas a medianoche o más tarde tras cuatro horas de estar enchufados a una máquina".

No entienden que desde Salud se excusen diciendo que, para que el servicio permanezca en el Lorenzo Guirao, sería necesaria "una inversión de 2,5 millones de euros". "Llevamos dializándonos 11 años en este hospital, que está totalmente preparado con sus máquinas".

Los temores de los pacientes, quienes cuentan con el apoyo de los tres ayuntamientos de la comarca y de la Plataforma Hospital de Cieza, comenzaron hace justo un año, julio de 2017, cuando se supo que la empresa externa que tiene subrogado el servicio que se presta desde hace más una década barajaba trasladarse a un local más amplio en la localidad abaranera, argumentando que la sala actual se había quedado pequeña.

Insisten en que, si la diálisis sale del Lorenzo Guirao, se disipan numerosas ventajas que evitan situaciones de peligro, ya que, según algunos ejemplos que exponen, "con la mayoría de enfermos de edad avanzada y otras complicaciones patológicas de gravedad nos quieren llevar a cinco kilómetros del hospital por una carretera de muchas curvas y estrecha. Si necesitáramos un traslado urgente al hospital, podríamos morir en el camino".