Ayuntamiento

Los usuarios podrán participar en el procedimiento de modificación de la ordenanza de la guardería municipal

Cieza.es | 10 de julio de 2018 a las 13:23

La dirección de la Escuela Infantil Municipal ha anunciado que los ciudadanos tendrán la oportunidad de participar en el procedimiento de modificación de la ordenanza municipal reguladora de precios públicos que afectan a este centro.

La iniciativa se apoya en la Ley del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, con el objetivo de mejorar la participación de los ciudadanos en la tramitación de elaboración de normas. Según establece dicha legislación, con carácter previo a la realización del proyecto o anteproyecto de ley o reglamento (ordenanzas/reglamentos municipales) o su modificación, se sustanciará una consulta pública a través del portal web de la administración competente en la que se recabará la opinión de los sujetos y de las organizaciones más representativas potencialmente afectados por la futura norma acerca de los problemas que se pretenden solucionar con la iniciativa, la necesidad y oportunidad de su aprobación, los objetivos de la norma y las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias.

Así pues, los ciezanos, organizaciones y asociaciones del municipio, que así lo consideren oportuno, pueden hacer llegar sus opiniones a través de los correos participaciónciudadanacieza@gmail.com o escuela.infantil@cieza.es sobre los aspectos planteados por la Administración municipal durante el plazo de 15 días hábiles a contar desde la publicación de esta información en la web municipal, en la sede electrónica y en el apartado de noticias. Igualmente se podrán presentar las opiniones en el Registro General del Ayuntamiento de Cieza, sito en la Plaza Mayor, 1, de Cieza. CP 30530.

Los problemas que la nueva norma pretende solucionar en la actual ordenanza municipal reguladora de la Escuela Infantil Municipal pasan por unos precios públicos obsoletos que hay que corregir a través de una modificación parcial de la ordenanza reguladora de los mismos. Todo ello ante la necesidad de atender las demandas de la población y adaptarlos a la realidad actual, sin que ello implique una alteración de las tarifas, sino exclusivamente una adaptación a las necesidades existentes para su buen funcionamiento y mayor satisfacción de los usuarios.

Otro objetivo que se ha planteado es el de cambiar la denominación existente actualmente de Escuela-Guardería Infantil por Escuela Infantil Municipal como Escuela de Educación Infantil de Primer Ciclo (0-3), dejando de existir como guardería municipal creada para conciliar la vida familiar y laboral de padres y madres trabajadoras, como un servicio principalmente asistencial, pasando a tener una finalidad diferente, educativo-asistencial, para familias, trabajen o no. También que persigue eliminar el apartado referente a servicio complementario en las tarifas establecidas, ya que, desde hace años, no se presta ni se demanda. Por otro lado, se propone reducir y simplificar las cuatro categorías actuales a solo dos tipos de tarifas, general y reducido, siendo aplicable el reducido (tipificado en tres grados) a aquellos usuarios y beneficiarios de los servicios que, por razones socioeconómicas soliciten su aplicación.

Finalmente, se plantea realizar un prorrateo semanal de la tarifa mensual en el mes de septiembre, como se viene haciendo en el mes de julio, considerados ambos como meses extraordinarios. Explican fuentes de la dirección del centro que, siendo el mes de septiembre también considerado excepcional al no comenzar el curso escolar hasta el quinto o sexto día de ese periodo y tratarse de un tiempo de adaptación, es necesario por ello, atendiendo a las demandas de los usuarios, adaptar la tarifa prorrateada por semanas a sus necesidades. Los niños realizarán un proceso de incorporación escalonado al centro, no haciendo uso total de los servicios de estancia y comedor.

Teniendo en cuenta que la adaptación puede durar un tiempo más o menos largo y los alumnos no acuden a la escuela el mes completo, las familias, desde hace unos años, han manifestado su disconformidad por pagar el mes completo de un servicio que no se le ha prestado. Así como con el servicio de comedor, que esperan al mes de octubre para no pagar la cuota completa, pudiendo hacer uso con anterioridad si sus hijos se han adaptado antes. Es por tanto necesario que se prorratee por semanas como en el mes de julio, tanto para estancia como comedor.