Ayuntamiento

Podemos-Cieza saluda con esperanza al nuevo Gobierno de la Nación, pero previene contra "los cheques en blanco"

Cieza.es | 14 de junio de 2018 a las 11:51

"En un escenario político fragmentado, la colaboración entre Podemos y PSOE parece necesaria, pero siempre con condiciones", sugieren desde la formación morada.

Un comunicado de Podemos Cieza indica que "los últimos acontecimientos políticos dibujan en nuestro país un escenario de cambio que podemos calificar de histórico. Podemos decir, con total seguridad, que hay un antes y un después de la moción de censura de 2018. Sobre todo porque ha evidenciado, con una fuerza inesperada, el fin de la impunidad. Cuando parecía que la corrupción sistémica no afectaba al Partido Popular, la gente ha observado, estupefacta, cómo el partido en el gobierno caía estrepitosamente y por sorpresa, hundido en el lodazal de la corrupción y del escándalo. La situación política experimenta con ello un giro de 180 grados que exige de una fuerza como Podemos la máxima dosis de inteligencia política para no desubicarse en el nuevo marco. Desde Podemos-Cieza, pretendemos contribuir con esta modesta reflexión dirigida a nuestra sociedad".

Añade el texto que, "si algo ha demostrado la moción de censura es que el bipartidismo ya no existe, por lo que la estrategia de alianzas entre partidos es lo que va a definir el futuro político del país en los próximos años. Y de cómo se defina por cada actor esta estrategia dependerá en gran parte la respuesta electoral que pueda recibir. En este marco, el acercamiento entre Podemos y PSOE parece necesario, pero es evidente que no se puede producir a cualquier precio. Cualquier política de colaboración entre estos partidos tendrá que desplegarse desde la igualdad y no desde la subordinación".

Creen en Podemos que, "más allá de las valoraciones individuales sobre los ministros o del efectismo buscado, sin duda, con algunos nombramientos, lo importante es cómo se ha gestado el cambio de ejecutivo y, sobre todo, qué apoyos parlamentarios van a sustentar la nueva acción de gobierno. Desde este punto de vista, los primeros signos no son muy positivos, ya que el PSOE ha actuado, en la conformación del gobierno y en sus primeros pasos, como si no necesitase estos apoyos. De hecho, todo parece apuntar a que se ha diseñado un gobierno de transición destinado a mejorar la imagen muy desgastada del PSOE desde el ejercicio del poder y convocar elecciones en un plazo no muy largo de tiempo, cuando las perspectivas electorales de este partido mejoren. Si esto fuese realmente así, se trataría de un grave error estratégico, al menos en nuestra opinión".

Prosigue la nota argumentando que "la debilidad extrema de este gobierno lo obliga, si quiere llevar adelante una mínima labor legislativa, a mirar sin disimulos hacia su izquierda. Pedro Sánchez ha llegado finalmente al gobierno, de un modo sui generis y tardío, y le comprometen sus promesas electorales: derogación de la LOMCE, de la ley mordaza, de la reforma laboral y de la reforma de las pensiones, entre otras. Deseamos de todo corazón que la acción del nuevo gobierno dé respuesta a los anhelos de cambio que también las bases del PSOE hicieron visibles cuando eligieron a Pedro Sánchez como secretario general, en contra de una gran parte del aparato de la organización. Para avanzar en esta dirección nos encontrará a las mujeres y hombres de Podemos, como sus colaboradores pero no a cualquier precio, siempre con condiciones".

La formación morada sugiere "tres líneas de actuación que reclaman medidas urgentes, casi de emergencia nacional: restablecer la normalidad democrática y el diálogo en Cataluña, empoderar a la ciudadanía con medidas sociales y limpiar la corrupción que infesta el aparato orgánico del Estado español. De cómo proceda el gobierno en estos ámbitos en las próximas semanas y meses ha de depender cualquier modelo de nueva relación entre Podemos y los socialistas. Desde Podemos-Cieza prevenimos contra los cheques en blanco".

Finalmente aluden desde Podemos a que "un acuerdo que pueda tener una proyección hacia futuros ciclos electorales y políticos solo podrá ser con un PSOE que recupere radicalmente su vocación transformadora y su inspiración popular, dejando el lastre de un aparato anclado en una visión conservadora del país y aquejado también de importantes vicios de corrupción. Si esto se consigue, si logramos, desde la diferencia, aunar fuerzas para construir una nueva síntesis política en la que pueda reconocerse una amplia mayoría social, capaz de insuflar a las capas populares españolas esperanzas renovadas de liberación y dignidad, valdrá la pena".