Ayuntamiento

Una novela que surge de una leyenda familiar y entrelaza a la mujer del siglo XIX y la época actual

Cieza.es | 16 de abril de 2018 a las 13:07

El argumento gira en torno a dos historias paralelas que se acercan paulatinamente. La de Isabel, una joven nacida a mediados del siglo XIX que tiene que lidiar con los convencionalismos propios de su época, y la de Antonio, un hombre actual que acaba de salir de una crisis personal y necesita reubicarse. Escrito en presente hace hincapié en la estrecha relación del hombre con la tierra.

 El Museo Siyâsa fue este viernes por la tarde el marco elegido para la presentación del libro 'Un olivo entre trigales', de la autora Ángeles Castillo Caballero, en un acto organizado po la Concejalía de Museos en colaboración con el Grupo de Literatura La Sierpe y el Laúd. La introducción corrió a cargo de la escritora ciezana Rosa Campos. Al acto asistió la titular del área municipal de Museo, Pilar Martínez.

Castillo hilvana un relato cargado de intenso humanismo, que salta continuamente de la España de mediados del siglo XIX a la época actual. Con ello, la autora de Mula consigue que el lector se introduzca en dos historias que convergerán en el último capítulo de la obra para desvelar un misterio,  que, según la autora, "atrapa desde el primer momento".

Al tratarse de una trama ambientada en el Campo de Cagitán, Caravaca de la Cruz y la Sierra del Segura es una novela muy familiar por la relación cultural y económica que ha tenido esta área rural con todos los municipios de las comarcas del Río Mula, el Noroeste murciano y la Vega Alta del Segura.

En palabras suyas, "parte de una leyenda de mi familia, de mis antepasados, pero realmente fui yo la que imaginé que la leyenda había sucedido así, no había ningún testimonio que certificara los hechos. A raíz de esa historia empecé a documentarme sobre la vida en el siglo XIX y añadir pequeñas pinceladas de novela histórica sin llegar a serlo".

Respecto al Campo de Cagitán, "éste no deja de ser un escenario rural que puede adaptarse a cualquier otro lugar, pero, por ejemplo, para los caravaqueños sí puede ser interesante porque hay momentos del libro que los personajes pasan por su ciudad. Hay algún momento en que algunos de ellos se hospedan en la Compañía de Jesús y, sí, les van a resultar familiares algunos espacios".

Sobre el significado de la Cruz de Caravaca, tan presente en la novela, "es un símbolo. En aquella época se mezclaba la tradición curativa de las hierbas, la religión, los talismanes y, la Cruz de Caravaca se mantiene como ese símbolo de protección frente a muchos males y luego, tienen que leer la novela para enterarse qué significa entre estas páginas la Cruz de Caravaca".