Ayuntamiento

Cieza y Churra firman un empate que no satisface a ninguno de los dos contendientes

Cieza.es | 16 de abril de 2018 a las 11:32

El Club Deportivo Cieza y el EDMF Churra Gesa empataron este domingo sin goles en un partido con pocas ocasiones que sólo tuvo a los locales como dominadores en algunos tramos del encuentro. El conjunto espartero suma tres partidos seguidos con la portería a cero. En cualquier caso, de poco sirve el punto a ambos equipos.

 Dos equipos con objetivos claramente diferenciados como son el Club Deportivo Cieza y el EDMF Churra Gesa se midieron este domingo en La Arboleja en un partido que finalizó en empate y que estuvo marcado por la intensidad con la que se emplearon ambos conjuntos. Aproximadamente unos 800 aficionados se dieron cita en el estadio municipal.

El conjunto espartero arrancó el choque fiel a su estilo, con buena presión y poniendo centros al área, mientras que el equipo visitante no tenía problemas para defenderse en los primeros compases de partido, y optaba también por presionar arriba y tratar de tener el dominio del balón. La primera ocasión tardó en llegar 27 minutos, cuando el jugador rojillo Luismi tiró a puerta, atajando el disparo el portero visitante.

Luismi volvió a intentarlo desde fuera del área, aunque sin peligro para el meta Juan Ramón Sánchez. Parecía que el Cieza se iba encontrando cada vez más cómodo sobre el terreno de juego ante un Churra que esperaba su opción a la contra. Pepón tuvo una clara ocasión de gol en una falta directa, que obligó al guardameta visitante a emplearse a fondo. El tramo final de la primera parte tuvo un marcado dominio local.

La reanudación arrancó de forma similar a la primera parte, sin un dominador claro y con pocas llegadas a las áreas, y el control de los locales parecía hacerse diluido en los minutos de descanso. El EDMF Churra fue despertando, pero sin crear demasiadas jugadas que pusieran en peligro al portero local. Al final, reparto de puntos para ambos en un encuentro que le sirve al Cieza para seguir soñando con la permanencia.