Ayuntamiento

El Marruecos más ancestral visto desde Murcia

Cieza.es | 20 de enero de 2018 a las 19:17

Una exposición colectiva en el Museo Siyâsa presenta, a través de acuarelas sobre papel, acrílicos sobre lienzo o tabla y óleos sobre lienzo en diferentes formatos, una amplia muestra de cómo un grupo de artistas murcianos ve Marruecos, nuestros vecinos árabes.

'Por Marruecos', exposición abierta al público hasta el 11 de febrero en el Museo Siyâsa, recoge un conjunto de obras realizadas por los integrantes de la Asociación de Pintores de Murcia: Juan Heredia, José María Lara, Pedro Miñarro, Pérez Lopeza, Marcelino Menéndez, José Miguel Muñoz, Guillermina S. Oró, Domingo M. Garrido, Gelu Pérez, Isabel Monfort y José María Falgas. La mirada de cada uno de ellos sobre el país magrebí es enigmática, bella y limpia, y puede observarse en sus paisajes y retratos.

El resultado de conjunto es de una heterogeneidad muy interesante, y para ofrecer una muestra de alguna manera representativa de la misma la presidenta de este colectivo artístico, Guillermina S. Oró, ha articulado la selección de obras en torno al amor por Marruecos. Y es que todos ellos comparten una pasión especial por este país norteafricano. Y eso a pesar del tamaño de las diferencias entre estos once autores que se dan en términos de edad -José María Falgas tiene 88 años-, formación y experiencia artística y vital.

La visión ofrecida a través de sus trabajos, y que es fruto de sus viajes, es una forma de corresponder con los cuatro siglos de viajeros árabes que mostraron una visión de España como un país especial, cuyo recuerdo les acompañó siempre y en el que pesaba el legado andalusí. Efectivamente, fueron muchos los musulmanes que en época moderna se asomaron por un país, España, que nunca fue para ellos una nación cualquiera, puesto que habían nacido con su recuerdo en el alma.

La muestra es lo suficientemente amplia y generosa como para que el espectador se haga una idea de la riqueza de Marruecos, acercándole de modo muy diverso a una tierra de contrastes en la que parece detenida en el tiempo. Es difícil resumir las mil maravillas ahora expuestas, pero es necesario destacar una obra de Juan Heredia: una plumilla a tinta china, elaborada en sepia y color, sobre fondo de acrílico de la icónica jarra esgrafiada del siglo XIII conservada en el Museo Siyâsa. 

Los colores, la luz, el brillo, las pinceladas y las texturas que componen los cuadros plasman paisajes tanto naturales como urbanos en los que se palpa la impronta marroquí. Un claro ejemplo son los cuadros dedicados a los pueblos del Rif como, por ejemplo, Chaouen. En su dédalo encantador de cuestas, callejas empedradas y plazuelas con aljibes, de casas, de arcos, de murallas y puertas, de esquinas, talleres artesanos y mercadillos de ambiente popular, se descubren las más genuinas esencias magrebíes.

Al final, el conjunto de obras ofrece algo que no es un paisaje o unas figuras humanas, sino el ambiente de una medina en la que se cruzan los serenos naranjos de una plazuela con los sobrios y olorosos arrayanes de un patio, las aguas musicales de una fuente con los ecos del muecín llamando a la oración. Lo que en estas pinturas se ve es intimismo árabe contemplado por la serenidad de once artistas murcianos, algo que surge de un feliz mestizaje entre la expresividad mediterránea y la sensualidad andalusí.

De todo esto y más trata esta atractiva propuesta de pintura que se distribuye en las dos salas de exposiciones temporales del museo municipal, donde los colores vivos son los protagonistas del Marruecos más ancestral. A la inauguración celebrada este viernes por la noche asistió la concejala de Museos del Ayuntamiento de Cieza, Pilar Martínez, que estuvo acompañada por la presidenta y el presidente de honor de la Asociación de Pintores de Murcia, Guillermina S. Oró y José María Falgas.