Ayuntamiento

El PP exige el acta a los ediles que han abandonado el partido

Cieza.es | 23 de noviembre de 2017 a las 11:22

El PP exige, según un comunicado, "a los "tránsfugas que devuelvan su acta", y denuncia lo que considera un "chantaje que han querido hacer al partido para que Enrique Fernández siguiera cobrando un sueldo".

La Ejecutiva del Partido Popular ha emitido un comunicado en que "desmiente tajantemente las afirmaciones de los tres concejales tránsfugas sobre las causas de su salida del partido", y aclara que la única razón por la que éstos abandonan el PP "es la pérdida del sueldo del edil Enrique Fernández, que no ha querido aceptar la renovación de cargos derivada del último congreso local, y ha anunciado su marcha justo al día siguiente de hacerse público su cese como portavoz y coordinador del grupo".

Informa el PP de Cieza que "los problemas con los tránsfugas arrancan del posicionamiento de éstos ante el último congreso local, en el que los tres ediles se alinearon con la proto candidatura de María José Jiménez que finalmente no llego a presentarse por falta de avales. Tras el resultado del congreso, se comunicó al entonces portavoz Enrique Fernández que, en el marco de la democracia interna expresada por los militantes y de la normalidad institucional, se llevarían a cabo los nombramientos del nuevo portavoz y liberado, que, según los estatutos del partido, corresponde a la ejecutiva elegida. El mandato democrático no fue aceptado por Fernández y los otros dos concejales, que desde entonces se han dedicado a transmitir mensajes de que romperían el grupo municipal si no se mantenía la liberación de Fernández, dando así un claro ejemplo de su educación y renovada manera de hacer política".

Manifiesta el PP que "a pesar de que por parte de diversos miembros de la ejecutiva, se ha trasladado reiteradamente a los tres concejales, ahora tránsfugas, la intención de contar con ellos como miembros activos del grupo popular, con independencia de quién ejerciera la portavocía, nos hemos encontrado con una postura absolutamente cerrada, pues en ningún caso les ha interesado hablar del trabajo político, tan solo del salario del concejal liberado". También asegura el PP que "la actitud de Fernández ha sido especialmente pesetera, ya que conocía desde este verano las decisiones de la ejecutiva local, pero se ha agarrado a su cargo hasta el último momento, para no perder ni un día de jornal". En este sentido afirma el PP local que "son esperpénticas sus declaraciones de que abandona el partido por honor y principios, cuando ha demostrado no tener ni una cosa ni la otra, sólo apego a la liberación, dejando claro que está en política por dinero".

Comunica asimismo el PP que "la postura amenazante de los concejales fue debatida por la Ejecutiva Local, que decidió no aceptar la intimidación de los ediles trásfugas, y llevar a cabo las decisiones de renovación orgánica mandatadas por el congreso local, evitando así el secuestro político del PP de Cieza. El PP también valoró que no era acertado mantener como persona de confianza del grupo municipal, a un concejal que sólo ofrecía su lealtad en base a contraprestaciones salariales, por considerar que el compromiso político tiene que basarse en convicciones y no en exigencias económicas. No puede ser portavoz del PP alguien que defiende a nuestro partido según le paguen o no. La actitud de Fernández ratifica que no era la persona adecuada para representar a los miles de votantes del PP. Es indigno que diga que no se siente bien en nuestro partido cuando lleva dos años y medio calladito y cobrando por hacer como que lo representa, y su deshonor ha llegado hasta el extremo de que se ha llevado del despacho del ayuntamiento todo el trabajo de documentación y archivo por el que ha estado cobrando. Ha dejado los ordenadores vacíos para dificultar la tarea de sus sucesores, lo cual es una prueba más del nivel ético y moral de esta persona".

Con respecto a Piedad Quijada, que "ha manifestado públicamente que se marcha para defender ahora a los votantes que la eligieron", dice el PP que "lo que debería explicar son los motivos por lo que no ha trabajado hasta ahora como concejal, a pesar de que se le ha instado en reiteradas ocasiones desde el partido a que ejerza su labor de representación. Si quería defender a los votantes ha tenido muchos meses para hacerlo, así que este interés repentino suena a cuento para justificar su permanencia en el cargo" y explica "que precisamente las diferencias con ella, vienen del hecho de que manifestó en diversas reuniones que no se implicaría en la defensa del PP porque ella no era del partido, y sólo se había comprometido con sus mentores a aportar su imagen", algo que a juicio del PP "no es coherente cuando sí se perciben las asistencias como miembro de esta formación" y confirman que Quijada "ha estado cobrando sin desempeñar tarea alguna en el partido que le otorgó su acta de concejal".

Sobre el compromiso político de Quijada también opina el PP que "es muy curioso que esta mañana también se haya escaqueado de la rueda de prensa en la que los trásfugas se han presentado en sociedad, lo cual apunta a que ya hay discrepancias entre ellos y a que esta señora pretende seguir con su estrategia de ser concejala sólo para cobrar las asistencias pero sin implicarse públicamente en ningún tema que la pueda desgastar. La política requiere valentía, no oportunismo, y mucho menos salvapatrias de salón que lo único que pretenden salvar son sus intereses económicos".

Finalmente en referencia a Ana Belén Corredor dice el PP que "desmentimos sus afirmaciones de que se va porque no ha podido desarrollar su trabajo. Ana Belén Corredor ha trabajado con absoluta libertad y respeto por parte del PP, pero como ella misma ha manifestado en algún medio, teme quedarse fuera de las próximas listas y ha optado por buscarse una salida alternativa en otras listas". En cuanto a las afirmaciones hechas por los "trásfugas" en las que manifiestan que "su voluntad era renovar el PP", señalan los populares que "la única renovación que han aportado estos señores es la de denigrar la función política hasta cotas inimaginables, poniendo los intereses personales por encima de cualquier respeto al partido con el que concurrieron a las elecciones. Entre las decenas de cargos que han pasado por el PP en todos los años de democracia, ha habido circunstancias de todo tipo, incluso desacuerdos que han llevado a personas a dejar su acta de concejal, pero jamás nadie había planteado chantajes de tipo económico, exigiendo prebendas para no formar un escándalo. Reconocemos que es una auténtica novedad para nuestro partido este nivel de bajeza política y esperamos que no se vuelva a repetir".

En base a estos razonamientos, el PP exige a los concejales "tránsfugas" que "devuelvan un acta que pertenece al Partido Popular y no a ellos, y rectifiquen las falsedades que han formulado sobre las razones de su salida. Toda persona tienen el derecho de abandonar la política cuando le parezca oportuno, pero es inadmisible que se abandone el partido por el cual obtuvieron su acta, y mantengan su cargo de concejal sólo para seguir cobrando las asistencias". Además afirma el PP que "tenemos informaciones que apuntan a que el objetivo de esta desbandada sería integrarse en las listas de un futuro partido que recogería entre otros a quienes no tuvieron el valor de presentar una candidatura en el congreso del PP y someterse al examen de los militantes, y a quienes se habrían ofrecido para aprovecharse de su posición como concejales de forma tramposa".

Finalmente, y según la nota, manifiesta el PP ciezano que "son unas circunstancias difíciles y decepcionantes para todas las personas que confiaron en el Partido Popular, pero por fortuna, este proyecto político es más fuerte que las personas que lo han traicionado, y los militantes haremos frente a nuestras responsabilidades políticas con mayor compromiso si cabe".