Ayuntamiento

Fernández, Corredor y Quijada achacan su salida del grupo popular a una pérdida de confianza del presidente del PP ciezano

Cieza.es | 22 de noviembre de 2017 a las 18:46

"Difícil y arriesgada decisión", así la califican los concejales Enrique Fernández, Ana Belén Corredor y Piedad Quijada, quienes han abandonado esta semana el grupo municipal popular del Ayuntamiento de Cieza, causando previamente baja en el PP, por "desavenencias y una falta de confianza del presidente de la ejecutiva local, Fernando Tamayo, hacia nosotros. No nos dejan realizar la política de oposición contundente, pero no reñida con el respeto, el espíritu constructivo y las buenas maneras que nosotros creemos debe aplicarse. Estamos dispuestos a asumir las críticas de que fue el PP el que nos llevó a ser concejales, pero en la campaña electoral nos comprometimos con la ciudadanía a realizar una política que ahora nos impiden hacer desde el mismo Partido Popular ciezano, que no se ciñe a las directrices actuales del PP".

Ana Belén Corredor precisó en rueda de prensa este miércoles que "en 2015 nos llamaron para formar parte de una lista encabezada por el ya exconcejal Juan Manuel Molina, con el que adquirimos un compromiso para renovar las inquietudes del Partido Popular trabajando en su línea; sin embargo, en el transcurso de esta legislatura, se ha ido mermando este compromiso y la ilusión con la que empezamos en mayo de ese año. Por lo tanto, hemos tenido que adoptar la decisión de causar baja en el partido, salir del grupo municipal y continuar como concejales no adscritos para cumplir nuestro compromiso de legislatura. El actual presidente del PP en Cieza, Fernando Tamayo, ha dejado claro que, a mitad de legislatura, quería imprimir un cambio en las posiciones y el trabajo municipal del grupo popular, lo que demuestra que perdió su confianza en nosotros. De hecho, ha reconocido públicamente que se trata de una cuestión de confianza lo que lo ha impulsado a realizar los cambios de portavoz y coordinador del grupo municipal".

Por su parte, Enrique Fernández quiso dejar claro en la comparecencia ante los medios que son "concejales independientes, ya no militamos en ninguna fuerza política y no hemos hablado con ningún partido local, regional o nacional. Consideramos que, por encima de siglas, están las personas y sus principios. Nos debemos al compromiso y a la responsabilidad con los ciudadanos que nos votaron. Por ello queremos concluir la legislatura".

Los tres concejales confirmaban este martes su baja en esta formación política para, a continuación, renunciar a seguir perteneciendo a su grupo municipal y permanecer dentro de la Corporación como ediles no adscritos a ningún partido.

La decisión se hacía pública tras el cambio del portavoz municipal de los populares, función que ha asumido María Dolores Hortelano en sustitución de Enrique Fernández.

La situación actual viene a acentuar la crisis originada en el seno del grupo municipal el pasado mes de marzo cuando entregó su acta de concejal el hasta entonces portavoz del PP en el Consistorio ciezano y cabeza de lista en las pasadas elecciones municipales, Juan Manuel Molina, mientras que hace un mes, aproximadamente, hacía lo propio el ya exconcejal Francis Piñera, número 2 de la lista. Ambos alegaron motivos personales.

Tras la marcha de Molina, el afiliado inmediato en la lista que debía ocupar su puesto, Daniel Rodríguez, renunció igualmente a aceptar el acta de concejal, por lo que tuvo que asumirla Ana Salmerón. Por lo tanto, de los 10 primeros que formaban la lista electoral del Partido Popular en los pasados comicios locales, se han marchado 6 y solo quedan 4.

Por su parte, Fernando Tamayo, actual presidente del PP en Cieza, ha explicado que la noticia lo pillaba este martes "totalmente por sorpresa". Según ha precisado, "se ha venido trabajando con absoluta normalidad en el seno del grupo municipal popular, incluso después de realizar la nueva ejecutiva los cambios en los puestos de coordinador y portavoz del grupo hace pocos días. Unos cambios que se deben a la decisión, a estas alturas de legislatura, de dar un giro necesario a la oposición que el Partido Popular debe plantear en el seno del Pleno municipal de Cieza".

Tamayo ha señalado que la crisis se produce "dentro del grupo municipal, y no en el Partido Popular de Cieza" y que "será ahí donde tendremos que tomar determinaciones a partir de mañana para establecer y normalizar su funcionamiento".

Este miércoles se reúne la ejecutiva local del partido y, según anunciaron fuentes de esta formación de forma extraoficial, se producirá una comparecencia en las próximas horas para abordar y dar explicaciones sobre la situación.