Ayuntamiento

El Consejo Municipal de la Infancia echa a andar en el pleno de noviembre

Cieza.es | 9 de noviembre de 2017 a las 12:47

El Consejo de Infancia y Adolescencia se estrenó este martes por la tarde en el pleno ordinario de noviembre con la presentación de su primera moción, que resultó aprobada por unanimidad.

A través de José Motos Marín, que actuó como representante del colectivo, se elevó una iniciativa en la que los niños y adolescentes ciezanos plantearon a los representantes políticos la mejora y calidad del ocio y tiempo libre en la ciudad.

El Plan Municipal de Infancia y Adolescencia, aprobado en pleno el 12 de enero de 2016 recoge entre sus objetivos actividades de ocio y tiempo libre, propiciar la plena utilización de las instalaciones y espacios existentes (polideportivos, colegios, la calle...), además de ofertar una propuesta variada de actividades de ocio y tiempo libre, adaptada a la población infantil y adolescente, teniendo en cuenta las diferentes etapas de su desarrollo evolutivo y físico.

El Consejo de Infancia y Adolescencia, integrado por 21 menores que representan a la población infantil y juvenil de Cieza, pidieron en su moción un centro de recursos: "Necesitamos un espacio cerrado donde poder jugar y divertirnos con nuestros iguales, donde se presten servicios y actividades de carácter socio-educativos y lúdicos. Que cuente con un equipo de profesionales encargados de programar y desarrollar las diferentes actividades". Igualmente, solicitaron actividades de ocio y tiempo libre, con la habilitación de los patios de los colegios públicos, así como pabellones deportivos, para poder realizar actividades de carácter deportivo, con un horario adecuado para que los niños y adolescentes pudieran utilizarlo, siempre bajo la vigilancia y la ayuda de monitores.

Por otro lado, se requieren juegos y deporte adaptado e inclusivo. "Queremos que, para todas las actividades y juegos que se realicen tanto en el centro de recursos como en los centros públicos habilitados para actividades deportivas, se tenga siempre en cuenta de manera obligatoria y como parte de los mismos la inclusión de manera que los niños y adolescentes con alguna discapacidad de la índole que fuera puedan interrelacionarse con el resto".

Finalmente, la propuesta planteaba un banco del tiempo para intercambiar los conocimientos de los chicos y chicas, ayudando en las materias escolares a otros alumnos. "Para ello sólo se requiere un espacio cubierto dotado del material necesario (pizarra, mesas, sillas,¿) y controlado por un monitor".

El texto de la moción concluía indicando que "hemos elaborado un proyecto que abarca un importante e interesante número de actividades de las que podríamos beneficiarnos todos, y siempre haciendo lado a la inclusión. Invertir en el ocio y tiempo libre de la infancia y de la adolescencia es invertir en futuro para nuestra ciudad".


Galería multimedia