Ayuntamiento

María José Hernández recibe en Murcia la medalla blanca al mérito de la Guardia Civil

Cieza.es | 12 de octubre de 2017 a las 21:53

La máxima responsable del Cuerpo de la Policía Local de Cieza, María José Hernández, fue condecorada este miércoles por la mañana en los actos que la Guardia Civil de la Región de Murcia celebró en la plaza de Cardenal Belluga. Hernández estuvo acompañada por el alcalde, Pascual Lucas, y la cocnejala María Jesús López.

La sargento-jefe de la policía ciezana recibió la medalla a instancias y petición del capitán de la compañía de la Guardia Civil de Cieza. El coronel al mando del Instituto Armado en Murcia concedió el mérito tras pedir y recibir referencias del Ayuntamiento ciezano sobre María José Hernández. Entre los factores tenidos en cuenta para la condecoración, destacan la estrecha colaboración y coordinación entre Policía Local y Guardia Civil en Cieza propiciada por Hernández desde que tomó el mando de los agentes municipales y que tantos y buenos frutos han dado para el bienestar y la seguridad de los ciezanos.

El acto se celebró en el transcurso de la conmemoración de la festividad de su patrona, la Virgen del Pilar. Un evento en el que se impusieron condecoraciones a 58 agentes del Instituto Armado e integrantes de otros cuerpos. Tuvo lugar en la plaza Cardenal Belluga de Murcia y atrajo la atención de numerosos vecinos de la capital, que aplaudieron con fuerza el desfile de los agentes y ondearon banderas rojigualdas.

El coronel jefe de la Quinta Zona, Jesús Arribas, tuvo unas palabras de recuerdo para el grupo de agentes murcianos que desarrollan estos días su trabajo en Cataluña "en unas condiciones ciertamente difíciles, ante la incomprensión de unos pocos, pero también con el apoyo y reconocimiento de muchos". Respaldó la labor realizada por todos los efectivos desplazados a la zona y remarcó que la Guardia Civil, "como una de las partes encargadas de materializar el uso legal de la fuerza reservada al Estado, siempre actúa con proporcionalidad de acuerdo con el principio de uso mínimo necesario de la misma".

Este año la Benemérita suspendió el vino de honor que tradicionalmente realizaba tras el acto para mostrar su solidaridad con los agentes desplazados a Cataluña.