Ayuntamiento

El alcalde y la concejala de Bienestar Social clausuran la II Escuela Social 'Disfrutando del verano'

Cieza.es | 11 de agosto de 2017 a las 19:15

De forma diferente y única, la experiencia acerca a los niños actividades que van más allá de lo convencional gracias a los monitores que dedican todo su esfuerzo a que los pequeños lo pasen bien, aportándoles valores como la tolerancia, el respeto, la diversidad, el conocimiento de uno mismo o la solidaridad con los demás.

El alcalde de Cieza, Pascual Lucas, y la concejala de Bienestar Social, Cristina García-Vaso, pudieron constatar el alto grado de satisfacción de los organizadores con la II Escuela Social 'Disfrutando del verano', en el acto celebrado este mediodía en las piscinas del Polideportivo Municipal Mariano Rojas.

Organizada por la Cofradía de la Santa Verónica y Obra Social 'la Caixa', los responsables de ambas entidades, Carlos Aroca y Enrique Villa, respectivamente, valoraron "muy satisfactoriamente" el desarrollo de una actividad que ha sido dirigida a 85 niños pertenecientes a familias con dificultades y bajos recursos económicos.

Igual de satisfecha se mostró con el balance de la escuela social la titular de Bienestar Social. García-Vaso destacó los beneficios que para los niños tienen programas de este tipo. En su intervención no dudó en comunicar que, de cara a la próxima edición, pondrá a disposición de ellos más días en las piscinas municipales.

Por su parte, el alcalde de Cieza agradeció públicamente la colaboración de Obra Social 'la Caixa' con la Cofradía de la Santa Verónica, al tiempo que elogió el trabajo del equipo de monitores coordinado por Víctor Ros. Y es que las actividades han sido diseñadas en función de las edades de los participantes y orientadas a fomentar valores.

Aroca fue el encargado de dar paso a la clausura, acompañado por autoridades y organizadores. Tras los saludos pertinentes, el responsable de las actividades de ocio y tiempo libre, Antonio Cutillas, dio paso a Lucas y García-Vaso que entregaron personalmente un diploma de asistencia a cada uno de los niños.

La escuela social volvió a abrir sus puertas en el Colegio Pedro Rodríguez el pasado 1 de agosto, con actividades lúdicas, deportivas y sociales dirigidas a escolares pertenecientes a familias con dificultades y bajos recursos económicos. Los pequeños estuvieron atendidos en todo momento por personal cualificado a lo largo de dos semanas.

En la segunda edición de esta experiencia ha colaborado el Ayuntamiento de Cieza, a través de las concejalías de Educación, Bienestar Social y Deportes.


Galería multimedia