Ayuntamiento

María Semitiel: "El aprendizaje social, ésta es la finalidad de la sede permanente de Cieza"

Cieza.es | 24 de junio de 2017 a las 12:54

Desarrollar la sede permanente de la Universidad de Murcia en Cieza es el desafío que está acometiendo su directora, con el objetivo de ayudar a la transformación social y cultural de la localidad y contribuir a una formación permanente, abierta y plural. Ella ve la iniciativa como una enorme puerta por la que proyectarse hacia el espíritu universitario que puede aportar la institución centenaria, por lo que anima a los ciezanos a que la acepten no como si fuera nuestra, es que es nuestra.

"El aprendizaje social, ésta es la finalidad". La finalidad a la que se refiere María Semitiel García no es otra que la marcada por la sede permanente de extensión universitaria de Cieza. "Nuestro propósito es que este servicio sea útil a los ciudadanos y posibilite la participación social", comenta al portal municipal 'cieza.es' esta profesora del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Murcia (UMU), con la ilusión de la primera vez. No es nada sencillo, y menos cuando de una universidad se trata, encontrarse con una institución docente que quiere vincularse a la población en general.

Al poco de ocupar la dirección de la sede permanente de Cieza, cuya andadura había comenzado unos meses antes con su anterior directora Piedad Fernández Toledo, Semitiel se marcó el objetivo prioritario de "estar cerca" de los potenciales usuarios. Hasta ahora, explica que no existía una institución que vinculara a la población de Cieza con la Universidad de Murcia pero, con este nuevo servicio, ella misma se erige en intermediaria y, de hecho, se ha creado un Consejo de Intermediación en el que hay representantes de la Universidad y el Ayuntamiento para decidir las actividades a realizar.

Para que la población se identifique con la sede es necesario que intervenga en su programación y desarrollo. El esfuerzo reside ahora en lograr un proceso de gestión en el que participen todos los vecinos. "La sede permanente hace propuestas a la universidad y realiza encuestas para saber qué es lo que le interesa a los vecinos. Próximamente vamos a mantener encuentros con asociaciones y entidades locales para conocer sus inquietudes". Así, los habitantes pueden acceder a actividades culturales y formativas sin necesidad de desplazarse a los campus de la capital.

El 'boca a boca' funciona. Es lo que ha atraído a muchas personas a una charla sobre certificaciones del Servicio de Idiomas. "Tampoco ha habido problemas para llegar a la gente, por ejemplo, con el tema del acoso escolar en colegios, con padres y estudiantes, de la mano de la Unidad de Psicología Aplicada de la UMU". Pese a ello, admite la existencia de un problema de comunicación con algunos segmentos de la población porque los cursos para mayores de 50 años del Aula Senior "no han obtenido la respuesta deseada. El primero de ellos se iba a celebrar en marzo y versaba sobre economía, aunque ya se están programando más acciones formativas para el p´roximo curso".

Reconoce abiertamente Semitiel que en principio cuesta captar la atención de los potenciales beneficiarios de las actividades. "Como es lógico, con los usuarios de redes sociales mantenemos un canal de comunicación a través de Facebook. Ellos son los que, de manera virtual, se ponen en contacto con nosotros. Pero quiero ir más allá y se produzca una realimentación". Entiende su trabajo como el deber de hacer de puente entre la ciudadanía y la universidad. "Queremos que no nos vean lejanos. No hay barreras por parte de nosotros. Incluso estamos explorando vías para estar presentes de forma física". Sólo así es posible fraguar relaciones estables y sostenibles con la sociedad.

Dentro de unas semanas -dice que se siente muy motivada por ello- "vamos a reunirnos para evaluar el año y preparar el curso que viene. Queremos ofertar cuatro acciones formativas al año, difundir estudios y tesis doctorales relacionadas con temas de Cieza y seguir trabajando con los centros educativos. Es un trabajo de equipo". Y es que basta conversar unos minutos con ella para percibir esas señales inequívocas de involucración total con un proyecto. "Soy economista de formación, pero soy disciplinariamente promiscua y trabajo con todo. Por eso busco participación social, aprendizaje social y comunicación social".

No se puede negar que la actitud proactiva de la directora de la sede permanente ha inyectado nuevos aires en la sociedad local, cuya atmósfera se había hecho más respirable con la puesta en marcha del proyecto municipal Cieza Ciudad Educadora. Es lógico que los vecinos aprecien ahora el cambio de aires, cuyos frutos se han visto ya en ciertas iniciativas. Semitiel, que se muestra en todo momento ilusionada, asegura sentirse "particularmente implicada por el hecho de ser ciezana. Personalmente me encantaría que la sede permanente tuviera un gran impacto en la población y que produjese un cambio positivo".

En el transcurso de la entrevista quiere destacar las buenas relaciones que median entre el Ayuntamiento de Cieza y la Universidad de Murcia. Se trata de continuar uniendo sinergias y voluntades y aprovechar la excelente relación de colaboración con la institución para educativa para acercar a los ciezanos a la universidad y que puedan mejorar su nivel de vida y disfrutar del foco de conocimiento que es la Universidad de Murcia. La primera institución docente de la Región de Murcia viene para quedarse.