Ayuntamiento

Royo-Villanova: "La belleza puede ser la otra forma de la verdad y, en el caso de las procesiones de Semana Santa, lo es para los creyentes"

Cieza.es | 24 de mayo de 2017 a las 12:57

Carla Soledad Royo-Villanova Urrestazu visita con asiduidad la Región de Murcia, sobre todo Cabo de Palos y la finca de Cañaverosa, en Calasparra, propiedad de un tío suyo y de la que ha disfrutado en muchas ocasiones con su familia. También conoció de niña Cieza, tierra en la que nació su abuela paterna, Guillermina Payá.

"Falleció hace dos años -dice-, la echo mucho de menos, está todavía muy reciente su marcha. Si hubiera aguantado un poquito más, esta noche estaría aquí escuchándome hablar de la Semana Santa de Cieza, de la que tantas cosas me contó a lo largo de su vida. Se enfadaba cuando, por televisión, salían noticias de procesiones de otros puntos de España y no sacaban nada de aquí".

La presentadora de la Semana Santa de Cieza 2014 es esposa del príncipe de Bulgaria, Kubrat de Sajonia-Coburgo-Gotha y Gómez-Acebo, madre de tres hijos, Mirko, Lucas y Tirso. Nacida en Valladolid, parte de sus raíces se pierden cerca del río Segura, en el paraje del Menjú. Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en Arte Moderno por Christie's Education de Londres, la vida profesional de Carla ha derivado al mundo de la moda, donde ha trabajado para firmas como Hermês, K.A. Internacional y C+C, Pedro del Hierro, hasta fundar en el año 2003 su propia empresa, Carla Bulgaria Roses Beauty. Ha colaborado con las más prestigiosas publicaciones del sector: Elle, Telva, Lecturas Decoración, El Semanal, El Magazine del Mundo, Mujer Hoy, Marie Claire, y ha publicado cuatro libros.

"Mi madre es de Bilbao y nací en Valladolid circunstancialmente cuando ella se hallaba realizando un viaje en tren y el alumbramiento le pilló en esta ciudad castellana. Tal vez por ello he salido tan viajera. Mi madre y mi familia materna siempre se ríen y dicen que los de Bilbao nacemos donde nos da la gana. En Valladolid, realmente, no hemos vivido nunca, porque fue circunstancial mi nacimiento allí, aunque mi abuelo sí era de esta ciudad y fue el que fundó precisamente 'El Norte de Castilla', que es el periódico de allí. He vivido en Madrid, en Murcia dos años y luego en Salamanca para regresar de nuevo a Madrid. Luego, he conocido la Semana Santa en varias ciudades, no puedo decir que tenga una a la que llamar mi Semana Santa. He visto la de Cabo de Palos, la de Ávila, Bilbao y Salamanca".

En compañía de su esposo, su padre y dos de sus tres hijos, presenta la Semana Santa de Cieza 2014 en la basílica de Nuestra Señora de la Asunción con la asistencia de autoridades municipales, representantes de la Junta de Hermandades Pasionarias y las cofradías ciezanas. Carla Soledad ofrecerá un discurso cuajado de recuerdos familiares que la vinculan a esta tierra y a través de los cuales trabó conocimiento hace años sobre las tradiciones pasionarias y procesiones de esta ciudad.

Está convencida de que la vinculación de los conceptos 'belleza' y 'verdad' establecida en sus versos por el poeta inglés John Keats, y que regiría buena parte del espíritu de las corrientes literarias y artísticas del Romanticismo en Europa, está muy presente en la Semana Santa: "Las procesiones suponen una manifestación de belleza plástica en diversos ámbitos constituyendo un camino evidente hacia una verdad de fe. La belleza puede ser otra forma de la verdad y, en este caso, lo es para las personas creyentes".

Considera que el arte tradicional que nos ofrecen los desfiles pasionarios "no está reñido para nada con un espíritu y formas artísticas contemporáneas; lo que me atrae estéticamente es la armonía y el equilibrio entre tradición y elementos contemporáneos".

Carla Soledad Royo-Villanova, que confiesa que le supone un honor y una responsabilidad haber sido designada por la Junta de Hermandades Pasionarias para presentar las procesiones ciezanas, une a la emoción de este episodio la del recuerdo de su abuela y el de su tío. "El año pasado, en su autogiro, sobrevolamos Cieza y Calasparra contemplando la belleza de esta tierra. En octubre tuvo un accidente con ese mismo autogiro y falleció. La pena es muy grande porque fue un referente en mi vida. Lo quería mucho. Yo sé que, esta noche, él estará en su autogiro viéndome".