Ayuntamiento

José Víctor Villalba: "Este ha sido uno de los mayores retos de mi vida"

Cieza.es | 17 de mayo de 2017 a las 20:10

José Víctor Villalba no es artista que guste de estarse quieto demasiado tiempo. Su búsqueda incesante de nuevos caminos para el arte le lleva a experimentar con técnicas que tienen que ver con aspectos plásticos de tipo matérico. En la actualidad se halla empeñado en la elaboración de pastas papeleras para uso artístico a partir de hoja caduca de árboles frutales.

Cuando termine la entrevista, el joven pintor ciezano irá a poner tornillos en los soportes de metacrilato que ha encargado para su último trabajo artístico. Pintor nada típico, contesta en su estudio, a pie de proyecto, alternando el visionado de las obras con las reflexiones sobre sus trabajos, realizados con sus propias manos y con utensilios tan poco habituales como la prensa hidráulica.

Un estudio invadido por botes de sosa cáustica, frascos de pigmentos y tamices papeleros rodea la mesa en la que Villalba da rienda suelta a su segunda pasión, crear pastas papeleras como "materia prima, es decir, como técnica en sí misma para la realización de obra artística, con lo que las posibilidades expresivas se ven incrementadas enormemente. En mi caso soy el primer artista que lo hace y además crea su propia obra". Para él el aprendizaje del arte nunca acaba y las obras producidas nunca llegan a ser del todo logradas.

Se planteó como el resultado de la tesis doctoral 'Elaboración de pastas papeleras para uso artístico a partir de hoja caduca de árboles frutales' y lo ha conseguido. Casi a punto de presentar este trabajo científico que ha sido dirigido por Carmen Castillo y Alfredo Cuervo, profesores de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Murcia, a Villalba se le acumulan las tareas, pero los comentarios que ha recibido hasta el momento recargan sus energías semana tras semana.

La razón de tan interesante tesis doctoral no es otra, según apunta, que práctica. "Desde hace décadas encontramos artistas como Nancy Cohen o Chuck Close trabajando con pastas de este tipo cuyo origen es el papel convencional u otro diferente al estándar. En cualquier caso, el nexo común es la utilización de la fibra vegetal, generalmente de celulosa. Por ello, me planteé si podría realizar obras a partir de pastas papeleras procedentes de la masa vegetal que ofrece la hoja caduca de los árboles frutales", explica.

Para empezar por el principio hay que decir que el papel, como soporte, ofrece un amplio abanico de posibilidades en función de sus características como por ejemplo el color, la textura y la flexibilidad, "las cuales permiten su empleo con intencionalidad expresiva. El papel como recurso técnico para la producción artística, no tanto desde su vertiente como soporte de obra artística sino más bien como materia prima para la elaboración de la misma".

Está José Víctor como un niño con zapatos nuevos y esta colección de 70 piezas de pequeño y mediano formato es una vieja aspiración que deseaba llevar a cabo hace tiempo. Sus obras tienen un haz y un envés como las hojas de las que están hechas, aproximadamente unos 40 kilos. Las dos caras son imprescindibles. De ahí que el autor haya pensando en enmarcarlas en metacrilato y colgarlas del techo. "Se expondrán de esta manera para que puedan ser observadas por las dos caras porque, en realidad, son 140 obras".

Afirma sentirse encantado con la hoja de melocotonero, "porque constituye una materia prima adecuada para la aplicación de un proceso viable de transformación a pastas papeleras y papel, y consecuentemente son susceptibles de ser utilizadas en técnicas de producción artística. Me lo planteé porque este tipo de hoja ofrece cada temporada una gran masa y contiene fibras muy peculiares para elaborar papel. También tuve en cuenta la disponibilidad de la materia prima en nuestro negocio familiar".

El pintor ciezano decidió entonces que podía llevar a cabo esta iniciativa. "Todas las partes de la hoja, es decir, la lámina foliar, la nervadura y la base son transformables y utilizables para su uso como pastas papeleras, simplificando el proceso de elaboración de la materia prima. Se trata de un procedimiento viable debido a que se trata de un material de fácil obtención a la abundancia de la materia prima, a la facilidad de la manipulación de las hojas y a que los procesos no requieren procedimientos muy tecnificados".

Reconoce que su primera experiencia con este tipo de materia prima ha sido muy satisfactoria. Era una idea que ya tenía desde que empezó a usar materiales como el esparto, pero la tesis doctoral se la ha reforzado: "la pasta permite realizar obras con distintos formatos (regulares e irregulares) e incorporar elementos gráficos. Las obras en las que a las pastas se le han incorporado otros materiales no celulósicos como pigmentos, fibras e hilos mantienen unos resultados equiparables a los de los papeles validados".

Villalba es un artista inquieto y le gusta enfrentarse a nuevos retos. Y este ha sido el más singular y ambicioso tras cuatro años de intenso trabajo. Y es que es un proceso de creación muy distinto. "La pasta papelera hecha con hoja de melocotonero se presenta como un material muy versátil, fácil de trabajar y manipular y adecuado para realizar técnicas artísticas, fundamentalmente aquellas que tienen que ver con aspectos plásticos de tipo matérico. Tengo muchas ganas de moverme con este proyecto expositivo tanto en Cieza como en el resto de la Región de Murcia", concluye.