Ayuntamiento

Antonio Ballesteros: "Mi pregón va a tener un enfoque costumbrista y muy pegado a las tradiciones"

Cieza.es | 27 de abril de 2017 a las 12:23

Ama la Semana Santa desde la infancia, como no podía ser de otro modo, ya que su padre fue cofundador de la Cofradía de la Dolorosa y también estuvo en el grupo fundacional de Los Dormis. Es pura pasión por las tradiciones de su pueblo y de ese sentimiento está lleno su obra publicada y, sobre todo, lo estará el pregón que leerá este domingo, a las 13.00 horas, en la basílica de la Asunción.

Antonio Ballesteros Baldrich (Cieza, 1953), médico de familia de profesión, casado y con dos hijas, es un 'semanasantero' aparte dentro del mundo cofrade. Por su vinculación a la Comisión de Arte de la Junta de Hermandades Pasionarias (JHP), por su manera de vivir las procesiones y también por una forma de verlas que le lleva a alternar balcones y aceras. Además de vivir esa pasión con mucha entrega, al pregonero de este año le ha sido muy útil su afición por la historia local para elaborar el texto. En su opinión, "me salgo un poco de los cánones del perfil de pregonero que me ha precedido. Me considero un contemplador externo de la Semana Santa".

El pregón de Ballesteros quiere ir más allá de lo que ya es mucho, un canto a la Semana Santa de Cieza, para que su esfuerzo quede. Por eso se ha planteado sacarse partido a sí mismo. "Quiero salirme de la generalidad de los pregones anteriores. Creo que no se parece en nada a los textos de mis predecesores. Es un pregón con un enfoque costumbrista, pegado a las tradiciones de Cieza, a su entorno, a toda la cotidianeidad que rodea esta celebración".

Sabe dar lo mejor de sí en las relaciones personales y como pregonero -experiencia no le falta-, cualidades también importantes en su profesión. Muy lejos del panegírico, del contenido acomodado a las citas bíblicas, de la subordinación a la religiosidad, el texto elaborado por este querido médico de familia bascula entre lo vivencial y lo costumbrista. En su opinión, "no he querido cargarlo de religiosidad, solo he aportado las referencias justas".

Recibir un nombramiento como este es "increíblemente agradable" y ha sido toda una sorpresa para el vicepresidente del Centro de Estudios Históricos Fray Pasqual Salmerón. "Me lo propusieron de sopetón y lo acepté de sopetón. Y me siento feliz por el nombramiento, aunque admito que tengo una cierta inquietud por no saber si seré capaz de expresar hacia el exterior lo que he escrito. Me preocupa y mucho cómo lo voy a comunicar".

Y es que su designación como pregonero viene a sancionar una larga trayectoria de reconocimientos que le vienen otorgando al autor del libro 'El casco antiguo de Cieza' cuya honestidad, con gestos de bonhomía, le ha dado cierta notoriedad y simpatía entre sus vecinos. No es la primera vez que ha sido requerido para un pregón. Aún recuerda lo mucho que disfrutó durante la proclamación de la Navidad de 2005. No pudo imaginar que, dos años después, haría lo propio con la Feria y Fiestas en honor a San Bartolomé.

Resulta que toda la pasión, la forma de ser y el pensamiento de Ballesteros son el resultado de la educación recibida de sus padres. Detrás de todo lo que hace, piensa y cree están sus progenitores. "A mi padre le debo mi amor a la Semana Santa mientras y mi madre fue la persona que me inculcó la fe cristiana. Gracias a ellos estaré este domingo en el pregón. Por tanto, mi último pensamiento antes de dirigirme al ambón de la basílica de la Asunción será para mis padres".

Una pulsión rigurosa, exhaustiva, apasionada por la historia local como la de este ciezano merecía el primer premio del Certamen de Estudios Ciezanos Memorial Mariano Camacho, convocado por el Club Atalaya-Ateneo de la Villa y la Universidad de Murcia. Y lo obtuvo en 2011 por su trabajo 'La Encomienda Santiaguista de Cieza. La Orden Cana'. Es un asiduo colaborador de publicaciones como la revista de feria y fiestas, 'Andelma', 'Anástasis', 'Entre Varales', 'TrasCieza', 'El Mirador' y, por supuesto, 'El Anda', revista que edita la JHP.

Ballesteros recuerda la importancia de respetar la Semana Santa de Cieza para seguir avanzando, como la JHP lo ha hecho en estos últimos años con la consecución del Interés Turístico Nacional, y para superar nuevos retos y dificultades. "Lo que pido a todos los ciezanos es que respeten, ayuden y quieran a la Semana Santa, una tradición que ha traspasado nuestras fronteras". Su mensaje en firme defensa de la Semana Mayor le lleva a pedir lo siguiente: "No hay que criticarla ni menospreciarla, porque forma parte de nuestra idiosincrasia".