Ayuntamiento

La tragedia que no cesa

Cieza.es | 28 de abril de 2017 a las 12:42

No es posible encontrar una forma más aproximada de mostrar la cruda realidad a la que deben enfrentarse los refugiados que llegan a Europa huyendo de los horrores de la guerra. A partir de la recreación en la Esquina del Convento de un campo de refugiados, Cruz Roja Juventud de Cieza intenta mover conciencias ante este goteo cotidiano de tragedia.

Cruz Roja Juventud de Cieza, a través de una campaña denominada 'La maleta que más pesa', convierte en materia de denuncia social la voz de los refugiados. De aquéllos para quienes la guerra no acabó tras atravesar el Mediterráneo, sino que siguió mostrando su rostro más duro en los campos de refugiados habilitados en Grecia.

Durante la mañana de este sábado, voluntarios de esta organización humanitaria han recreado un campo de refugiados en la Esquina del Convento, donde muchos ciezanos se han detenido ante esta acción de sensibilización propiciada para dar un aldabonazo necesario ante este drama.

Siria, Libia, Darfur... Una marea humana huye de los horrores de la guerra y las organizaciones humanitarias acuden en su auxilio. A veces no es fácil distinguir a quien huye de un conflicto bélico de un inmigrante por motivos económicos. Ante esta situación, Cruz Roja Juventud apuesta por la diversidad como mejor opción y rompe con las falsas creencias

Así, por ejemplo, frente a la creencia de que estas personas emigran porque quieren, "lo hacen un total de 224 millones de personas en el mundo. Si éstos fueran un país serían el cuarto por detrás de China, India y Estados Unidos".

También persiste la idea de que se solamente vienen hombres. Sin embargo, es un drama que se escribe en femenino porque el 48 por ciento de los afectados son mujeres, acompañados de sus hijos.

Otra de las falsas creencias está relacionada con el trabajo. "De los más de 18,5 millones de personas que trabajan en nuestro país, solo una de cada diez es extranjera".

En palabras de Belén Guardiola, "esta iniciativa forma parte de una campaña nacional de Cruz Roja, la cual pretende dar a conocer la función de nuestra organziación, la situación de las personas refugiadas, pero sobre todo persigue mostrar y sensibilizar acerca de la realidad de los campos de concentración de comunidad refugiada y desmentir esa infinidad de prejuicios que hay vinculados a éstos".

La responsable local del Programa Educación para el Desarrollo y Cooperación Internacional explica que "actualmente nos encontramos con una situación aberrante y denigrante en la que cada minuto 24 personas son forzadas a desplazarse en el mundo. Estas personas se ven obligadas a huir de sus países con el único objetivo de poder sobrevivir por motivos políticos, pobreza o guerra".

Abundando en la situación personal de los desplazados, Guardiola denuncia que "todos sus derechos son violados, por lo que considero que nos encontramos ante una situación frente a la cual no hay cabida para la pasividad, sino que debemos sensibilizar, luchar y ser la voz de esas personas".