Ayuntamiento

Alejandro Ortega: "Actuar en el Mona Fest es un lujo para Lücky Dückes"

Cieza.es | 30 de mayo de 2017 a las 13:11

Si algo sorprende de la banda liderada por el vocalista Alejandro Ortega es su ilusión por salir adelante y alcanzar el sueño de vivir de la música. El sábado 23 de agosto compartirá escenario con los mejores grupos del panorama indie en el Mona Fest. Para el grupo ciezano esta actuación es un acicate para su carrera musical y supone, además, una inyección de energía.

Sin duda, hay nombres de bandas que marcan. Y llamarse Lücky Dückes debe ser uno de ellos. Cada componente aporta lo suyo, siempre intentando que su sonido sea fresco y espontáneo. También hay un deseo de explorar y absorber lo más profundamente posible las influencias musicales de sus artistas de referencia. Ser y saberse un grupo emergente para el público tiene para Ortega sus ventajas, sobre todo en el campo de la anticipación, que es una de las bases sobre las que se construye una victoria.

Los de Cieza compartirán cartel en el Mona Fest con lo mejor de la música independiente nacional e internacional. "Se trata de un festival grande y nuevo, pero con una producción bastante longeva, pues está en manos de Noise Off Festival, una plataforma on line de conciertos que ha dado el salto a la moda de los festivales veraniegos", comenta. El joven quinteto siente que forma parte de una de las grandes citas de este verano: "El de Salobreña lleva un nivel de producción muy alto con grupos de primer nivel tanto nacionales como internacionales. Es un lujo para nosotros".

Ortega explica que el planteamiento en un concierto de esta envergadura cambia por completo: "No es un concierto más; es el concierto. Porque se trata de nuestra última actuación fin de gira, la cita más importante del año. Cambia el repertorio porque se intenta hacerlo más especial y tenemos que ajustarnos al tiempo limitado de la actuación. En definitiva, es una oportunidad que estamos preparándola a conciencia". En este sentido, tratará de que el público vibre con su música.

No cuesta trabajo imaginar a Alejandro como un cantante que se agiganta sobre los escenarios. "Cada actuación es un mundo; es muy diferente una de otra. Como vocalista intento siempre transmitir lo máximo y al final eres un poco la cabeza visible de la banda. Así, hay veces que tienes unas sensaciones muy diferentes si tiene al público muy pegado, o es mucho más frío cuando la gente está más alejada del escenario. Sin embargo, las sensaciones son positivas porque ya es un lujo están encima de un escenario". Es evidente que es imposible saber en una actuación determinada cómo va a reaccionar el público ante su música. "Para mí es muy importante tocar en directo, y me divierte muchísimo el contacto con la gente". Para él estar sobre un escenario es un placer, porque "me lo da todo. Ver la reacción del público, cómo lo agradece y cómo al final de la actuación se pone a aplaudir". No es otra cosa que el buen 'feeling' que tiene con sus seguidores, con los que logra conectar sin dificultad.

Afirma que el calor del público en Cieza es espectacular. "La afluencia siempre ha sido masiva. En casa nos han hecho sentir músicos encima de un escenario e incluso importantes, simplemente cantando tres canciones. Fuera de casa, supongo que está más complicado como para todo el mundo. Hemos tenido conciertos mejores, otros peores, pero siempre hemos sentido apoyo". Y es que tocar en casa es especial. Es su pueblo y allí siempre tiene a la familia y a los amigos. Pero no solo porque sea su ciudad natal, también porque el público ciezano es "muy agradecido".

Supo que tenía un gran grupo cuando a finales de 2011 se lanzaba el primer EP 'Mi universo'. Pero no sospechaba que obtendría unos meses después cinco nominaciones a los Premios de la Música Independiente. "Siempre he creído en este proyecto y desde el principio vi muy claro que era un grupo con gran potencial, principalmente, porque todos somos estudiantes de música desde que teníamos 7 u 8 años. Todo ha sido fruto del esfuerzo, pues se ha trabajado duro componiendo los temas, preparando los conciertos y moviéndonos mucho por las redes sociales".

No corren buenos tiempos para la música. Ortega lo sabe y se considera un afortunado que "por suerte contamos con la ayuda de la plataforma Noise Off Festival, a la que le debemos mucho". Y es que, a raíz de una mención especial, supuso para Lücky Dückes el lanzamiento promocional fuera de la Región de Murcia. "La experiencia vivida en Madrid fue muy bonita. Era la primera vez que salíamos fuera con nuestros instrumentos y nos hicieron sentir como unas pequeñas estrellas. Ahora nos brindan la oportunidad de ir al Mona Fest".

Preguntado por lo que queda intacto todavía de aquellos comienzos musicales responde que "la esencia de los inicios siempre está. Lógicamente, la propia experiencia del recorrido que llevamos y las influencias musicales que se van adquiriendo ayudan a mejorar. Y así lo creo: ayuda a mejorar las composiciones, el sonido, las interpretaciones en directo, pero la esencia se sigue conservando. Creo que Lücky Dückes posee una esencia pura de sus inicios y la mantiene".