Ayuntamiento

Manuela Burló: "Tenía muchas ganas de hacer una comedia dramática como esta"

Cieza.es | 25 de abril de 2017 a las 20:00

Estos días se la ha podido ver en Cieza descansando antes de volver a Madrid. Ella es una de las promesas del nuevo cine español y el hecho de que Atresmedia se haya vuelto a implicar en la producción de su segundo trabajo es una clara señal de su potencial. A pesar de su meteórica trayectoria, no asoma un atisbo de ego en esta realizadora que busca consumar el feliz matrimonio que con sus películas viven crítica y público.

Manuela Burló Moreno confirma su buen momento: "Estoy muy entusiasmada con 'Rumbos' porque es un proyecto muy personal que escribí en 2008. Es muy bonito verlo hecho realidad. Ha sido una de las experiencias profesionales más gratificantes y agradables". También vive en una sonrisa permanente desde que supo que estará de nuevo el próximo 24 de abril en la Sección Oficial del Festival de Málaga con su segundo trabajo.

Tras el éxito de 'Cómo sobrevivir a una despedida', la nominada al Goya por el cortometraje 'Pipas' vuelve a la carga con 'Rumbos', una historia coral de vidas cruzadas que tiene por escenario una noche de verano en una gran ciudad. "Tenía muchas ganas de hacer una comedia dramática como esta. Jamás me había divertido tanto trabajando. Es un guión íntegramente mío. Mi anterior película me dio visibilidad", explica.

No duda en mostrarse muy satisfecha con el resultado. Y es que se declara militante del buen cine hecho en casa. Su segunda película habla por sí sola de la contundencia y precisión que emplea detrás de la cámara. La base del trabajo realizado en cortometrajes le ha servido, como a otros muchos cineastas, para enfrentarse a la dirección sin miedos. Junto al brillante elenco de intérpretes destaca la acertada y original puesta en escena de Burló.

Para saber que las relaciones humanas son complicadas no necesitamos el cine. Es cierto que a veces viene bien que nos lo recuerden y, de hecho, una cámara es un instrumento casi insuperable para mostrar con elocuencia los vaivenes que puede recibir una pareja a lo largo de un tiempo. "Hasta ahora todo mi universo habla de las relaciones humanas y personales, de los miedos, la soledad, el amor o el desamor. En la película he metido un poco de todo eso".

En cuanto al proceso de rodaje de esta cinta cuyo estreno tendrá lugar el 17 de junio, Burló reconoce que no buscó la frescura de los actores a través de la improvisación. "No les dejo improvisar. La gente me pregunta de dónde he sacado a las chicas de 'Pipas' porque creen que han salido de la calle. Sin embargo, ellas son actrices profesionales. Para conseguir esa naturalidad lo que sí hago cuando escribo los guiones es trabajar mucho los diálogos para que suenen cotidianos".

No ha perdido su buen ojo para los actores. El reparto, que es un dechado de naturalidad, está formado por Carmen Machi, Ernesto Alterio, Pilar López de Ayala y Karra Elejalde, entre otros. Lo cierto es que Burló trabaja mucho la dirección de actores. Como ella misma dice: "Tengo la fortuna de contar con tres grandes actores que están asociados a roles muy diferentes de los que habitualmente el espectador está acostumbrado a ver. Así, Carmen Machi, asociada a la comedia, hace unos registros más dramáticos".

La trama es un golpe directo a las entrañas de los sentimientos. El espectador se queda con una serie de emociones que no va a olvidar. En su opinión, "la película es como la vida misma: agridulce. Es una inmersión en la vida de unos personajes cuyos sueños truncados, frustraciones, anhelos y deseos irán desmenuzándose ante la visión del espectador hasta llegar a comprender que sus caminos están unidos inexorablemente".

El planteamiento es interesante, ya que la cinta se desarrolla en tiempo real, a lo largo de una única noche, y a través de personajes que viajan en distintos vehículos por la ciudad. El argumento se desarrolla durante una calurosa noche de verano. Allí se dan cita varias historias de amor que se entrecruzan a través de seis vehículos. Se suceden las escenas que poseen el peso habitual y la calidad de presencia de la filmografía de la directora ciezana.

"He encontrado mi verdadera vocación"

Para ser un buen cineasta hay que saber escribir y dirigir. Y ella se desenvuelve a las mil maravillas, porque son facetas completamente distintas y hay que ser brillante para hacer ambas cosas sistemáticamente y bien. "No sé si soy una buena realizadora o no; lo que sí sé es que tengo la gran fortuna de poder dedicarme a lo que más me gusta en la vida. Y esto es un logro. Dirigir una película por año hace sentirme un poco Woody Allen ¿bromea-. Es una suerte poder contar con imágenes lo que he imaginado".

Y continúa con una auténtica declaración: "He encontrado mi verdadera vocación que es contar historias a través de una cámara. Todos me conocieron a Manuela Burló como actriz y lo que fue mi plan B se convirtió en plan A. De ahí mi empeño por separar los dos apellidos como directora y guionista Manuela Moreno y como actriz Manuela Burló".

Ahora asegura que atraviesa un momento especial: "Es mi mejor etapa", confiesa. Su madurez no es sólo profesional sino también personal, algo que influye mucho en la dirección cinematográfica. Y tiene la fortuna de que su pasión "es mi forma de vida", y que ésta se sustenta sobre su verdadera vocación. Y eso que siempre ha sido feliz en la interpretación y, ahora que es directora, no lo echa de menos. De momento, no le tienta actuar de nuevo.

La directora y guionista habla de cine, -y de sus cortometrajes más aplaudidos-, de su etapa de actriz y, por supuesto, de sus inicios en el grupo de teatro Puente Alambre de Cieza. En todo momento despliega un discurso sobre su amor a la dirección cinematográfica. Sus primeras incursiones tras la etapa de cortometrajista son esperanzadoras. Ella, como es lógico, lo considera todo "un regalo".

En cuanto a sus próximos proyectos, adelanta su intención de preparar el guión de su próxima película. No sólo de cine vive Manuela. También ultima una serie de televisión creada por ella para el canal de una plataforma de pago. Está en un momento clave de su carrera profesional y tiene mucha ilusión, así que no puede bajar la guardia. Todo esto lo cuenta con una sonrisa en los labios y una expresión de felicidad en su rostro.