Ayuntamiento

Fortaleciendo una tradición

Cieza.es | 10 de septiembre de 2015 a las 09:25

En Cieza, donde están muy enraizadas las tradiciones, las fiestas sirven para reunir a los vecinos y romper con el yugo de lo cotidiano. La llegada de la Virgen del Buen Suceso es un día especialmente señalado. La fe sincera toca directamente la esencia misma del pueblo.

Clima casi otoñal tras el descenso de temperaturas y las últimas lluvias caídas, el Balcón del Muro y el Puente de Hierro dieron este martes por la tarde la bienvenida a la patrona de la ciudad, la Virgen del Buen Suceso.

A medida que se aproximaba el cortejo por el Puente de los Nueve Ojos, la expectación crecía. A ritmo de pasodobles interpretados por la charanga Los Revoltosos, la multitud saltó de las aceras a la calzada para arropar la entrada de la sagrada imagen. Su llegada fue anunciada por una estruendosa traca y por los 'vivas' y los gritos de 'guapa' de los más devotos. La emoción iluminaba el rostro de mayores y pequeños cuando fijaban su mirada en la hermosa talla de González Moreno. El patrón de Cieza, San Bartolomé, recibió por quinta vez en la historia en ese simbólico lugar a la patrona procedente de su ermita de la Atalaya.

En un día tan especialmente señalado, festividad de la Virgen, la esperaban, como es tradicional, una representación de la Corporación municipal, con el alcalde de Cieza a la cabeza, Pascual Lucas, acompañado por el presidente de la Junta de Hermandades Pasionarias, Joaquín Gómez, y la presidenta de la Hermandad de San Bartolomé, Laura Villa. También estaban la sargento jefe de la Policía Local, María José Hernández, y el capitán de la comandancia de la Guardia Civil en Cieza, Pascual Martínez.

La bajada de la patrona cobra cada año más relevancia por el significado que esta cita, organizada por la Junta de Hermandades Pasionarias, tiene para los ciezanos. Junto a las miles de devociones también hubo cánticos interpretados por el Grupo de Coros y Danzas de Cieza. A ellos se sumaron también los bailes folclóricos. De nuevo zaragüelles, refajos y muchos claveles rojos y blancos. La Banda Municipal de Cieza bajo la dirección de Ginés Martínez cerraba este despliegue colorista de alegría y devoción.

La noche cayó de repente sobre la plaza Mayor al entrar el cortejo. La virgencica regresó a la que será su morada hasta la romería del próximo 20 de septiembre, la basílica de la Asunción. La plaza se emocionó cuando la vio atravesar el atril del monumental templo ciezano. El colofón del traslado de la patrona de Cieza fue la misa oficiada por el sacerdote Antonio Muñoz, que tuvo como momentos más emotivos la ofrenda de flores y el besapie a la imagen del Niño Jesús.

Los actos en honor a la Virgen del Buen Suceso continuarán el próximo 13 de septiembre, a las 11.00 horas, con la visita de la imagen del Niño Jesús del Buen Suceso a los enfermos. Por la tarde, a las 20.00 horas en la basílica de Nuestra Señora de la Asunción y oficiada por Antonio Muñoz Catalán, tendrá lugar una misa, así como una ofrenda de flores a cargo de asociaciones e instituciones de Cieza, además del besapie a la imagen del Niño Jesús.