Ayuntamiento

Las once pinturas ganadoras del Toledo Puche, reunidas por el arte rupestre de Almadenes

Cieza.es | 31 de agosto de 2015 a las 11:39

Hay exposiciones que solo pueden responder al buen criterio de Joaquín Salmerón, director del Servicio Municipal de Patrimonio Histórico. Es el caso de 'Once pintores en homenaje a los artistas del santuario rupestre de Los Almadenes', inmejorable forma de volver a disfrutar de las obras ganadoras de todas las ediciones del Toledo Puche.

Decía el escritor Antonio Gala que el arte de los cavernícolas es superior al nuestro. "Recuerdo, en mi adolescencia, una visita a las cuevas de Altamira. Y mi asombro ante la modernidad de aquel arte: las perspectivas beneficiarias de la piedra, la seguridad del trazo y su delicadeza, los estrictos perfiles, la infinita economía del dibujo o la simplicidad absoluta y expresiva. El arte de los cavernícolas es superior al nuestro. Imprescindible conservarlo: nos estimulará. Porque el arte, la palabra, el guiso y la sonrisa son exclusivos de la raza humana. Antes por lo menos".

No pudo imaginar -ni ella ni nadie- que las llamas, como dijo la concejala de Museos y Patrimonio Histórico Manuela Fernández, serían en el Cañón de Almadenes, un espacio protegido que alberga 19 estaciones con arte rupestre declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998 en la categoría de Paisajes Culturales. La caída de un rayo el pasado 6 de agosto vino a sellar un contrato siniestro con el fuego tras el pavoroso incendio de este enclave protegido. Afortunadamente, los abrigos que conforman este entorno natural se salvaron del fuego.

Artemis Ximerakis Tortosa, María Joaquina Sánchez Dato, Amalia Navarro Jara, José Luis Piñera Ortiz, Cristóbal Pérez García, Juan José Martínez Cánovas, Antonio 'Nono' García Sánchez, Ginés Tomás Vicente Fernández, María Carbonell Foulquié, Pedro Noguera Navarro y José Luis Angulo Crossa componen la nómina de autores galardonados con el primer premio del Certamen Internacional de Pintura Toledo Puche, organizado por el Ayuntamiento de Cieza en colaboración con la Asociación Pueblo y Arte.

El Servicio Municipal de Patrimonio Histórico consigue una exposición extraordinaria, como lo es su capacidad trabajo, en esta nueva propuesta artística del Museo Siyasa. En palabras de su responsable, "con ocasión de la inauguración de esta muestra hemos conseguido juntar a los espeleólogos que descubrieron las pinturas rupestres. Se trata de los miembros del Grupo de Espeleología Almadenes. Es un homenaje que se merecen estos artistas de hace más de 17.000 años".

Por su parte, Manuela Fernández subrayó el compromiso de su Concejalía en la divulgación del patrimonio histórico de la localidad y recordó que la cueva-sima de La Serreta es uno de los enclaves más relevantes del Cañón de Almadenes, declarado Bien de Interés Cultural por la Ley de Patrimonio Histórico Español y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. "Atesora un legado de pinturas rupestres esquemáticas de incalculable valor", apostilló.

El desfiladero, a caballo entre los términos municipales de Calasparra y Cieza, ha estado habitado desde el Paleolítico. Así, las cuevas y abrigos rocosos de sus escarpes fueron el lugar elegido por pobladores prehistóricos para refugiarse, atraídos por la riqueza de recursos naturales de un área recorrida por el río Segura, donde las tierras son fértiles para el aprovechamiento agrícola, y existen salinas y canteras explotadas desde tiempo inmemorial.