Ayuntamiento

Exaltación huertana en las calles del casco antiguo

Cieza.es | 27 de agosto de 2015 a las 09:53

Hay una Feria y Fiestas en honor a San Bartolomé que para muchos ciezanos resulta excepcional por lo que tiene de popular y abarcable, de entrañable y cercana. Por todo ello, no es extraño que guste tanto ponerse zaragüelles y refajos en un día tan señalado.

Puntual y bajo un sol radiante. Así salió este lunes el desfile de exaltación huertana organizado por la Hermandad de San Bartolomé cuyos miembros abrieron el mismo al son de la jota. Detrás, la imagen del patrón de Cieza era portada a hombros, entre otros, por el pregonero de la feria Antonio Jesús Yuste. Se trata de un trono diseñado y realizado en 1954 por Manuel Juan Carrillo Marco, consistente en una plataforma de base cuadrangular primorosamente decorada y ornamentada con cuatro jarrones florales. En la peana se refleja la simbología alusiva a la historia de Cieza: el escudo en la parte frontal, la iconografía del santo compuesta de cuchillo, palma y evangelio, la leyenda de la muda en el lateral derecho y el milagro del sudor del patrón en el izquierdo.

Antes, los Coros y Danzas de Cieza y el Grupo de Baile Regional del Centro Social de Personas Mayores del IMAS contribuyeron con sus bailes a dar más color a la salida desde el atrio de la basílica de la Asunción. La temperatura rozaba los 30 grados y la plaza Mayor rebosaba de huertanos para participar en el desfile.

La hermandad que preside Laura Villa está ligada históricamente a las gentes del campo y no duda en continuar con una costumbre muy arraigada en un municipio que tradicionalmente ha tenido en la huerta una fuente inagotable de riqueza y trabajo.

El cortejo discurrió por la calle Cartas, Rincón de los Pinos, Larga, Buitragos, Empedrá, del Barco, Cánovas del Castillo, San Pedro y plaza Mayor. Tras el desfile y para reponer fuerzas, una paella popular en el Balcón del Muro puso el toque gastronómico a una mañana muy intensa. Nada como un buen plato de arroz para festejar el día grande de San Bartolomé.